Los Celtics refuerzan el juego interior con el fichaje de Greg Monroe

Llave en mano 3.0 :: Welcome

Boston (EE.UU.), 2 feb (EFE).- El pívot Greg Monroe y los Celtics de Boston han llegado a un acuerdo para la firma de un contrato por una temporada y cinco millones de dólares de salario, de acuerdo a la información ofrecida por varios medios de comunicación locales.

Desde que la pasada semana, Monroe, de 27 años, ocho como profesional, compró su contrato a los Suns de Phoenix, los Celtics y los Pelicans de Nueva Orleans, de donde es nativo el jugador, fueron los dos equipos que pusieron interés por conseguir sus servicios.

Ambos opciones gustaban al jugador, pero al final se decantó por los Celtics al tener más opción de luchar por un título de liga y además recibir también más dinero.

Los Celtics con el pívot dominicano Al Horford de titular indiscutible no tendrán muchos minutos que ofrecerle a Monroe, algo que ya se lo hicieron saber al jugador, pero sí lo van a considerar como elemento importante en las acciones ofensivas dentro de la pintura, donde mejor se desenvuelve.

Precisamente, la capacidad de Monroe de anotar en el interior le da al ataque de los Celtics otra opción más de cara a ser todavía más competitivo en la lucha por conseguir el título de la Conferencia Este.

Mientras que los Pelicans, que han conseguido el traspaso del ala-pívot montenegrino español Nikola Mirotic, le ofrecieron a Monroe tener más minutos de juego, pero el salario era inferior.

Monroe, que comenzó la temporada con los Bucks de Milwaukee para luego llegar a los Suns con el traspaso de Eric Bledsoe, consiguió la compra de su contrato de 17,8 millones lo que le permitió quedar como agente libre sin restricciones cuando mañana, sábado, se termine el periodo de exenciones a que está sometido.

Durante su estancia con los Suns, Monroe logró promedios de 11,3 puntos y ocho rebotes en 23 minutos por partido sin que tuviese la titularidad.

Mientras jugó con los Bucks desde el inicio de temporada, Monroe logró promedios de 6,8 puntos y cinco rebotes como reserva al no contar en los planes del entrenador Jason Kidd, que la pasada semana fue despedido del cargo. EFE