Los cinco puntos clave sobre el proceso para suspender a Venezuela de la OEA

800Noticias

Beatriz Pascual Macías

Washington, 5 jun (EFE).- La Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) votará hoy sobre una resolución que abre la puerta a la suspensión de Venezuela como país miembro, la mayor sanción que tiene el organismo y que en sus 70 años de historia solo ha impuesto a dos países: Cuba y Honduras.

La mayor parte de los cancilleres de las Américas se han dado cita en la sede de la OEA en Washington para celebrar entre el lunes y hoy, martes, la Asamblea General del organismo, su foro político más importante y en el que la suspensión de Venezuela se ha convertido en el tema central.

Estos son los cinco puntos clave sobre el proceso para suspender a Venezuela:

1. RESOLUCIÓN EN LA ASAMBLEA GENERAL

Estados Unidos y los 14 países del Grupo de Lima han propuesto una resolución que se votará hoy en la Asamblea General y en la que se abre la puerta a la suspensión de Venezuela.

Además, esa resolución incluye una condena de las elecciones del 20 de mayo, en las que Nicolás Maduro fue reelegido como presidente, así como una petición para que el Gobierno permita el ingreso de ayuda humanitaria y para que se restaure “la plena autoridad” de la Asamblea Nacional (Parlamento), de mayoría opositora.

Para que la resolución sea aprobada son necesarios al menos 18 votos, una cifra que parece factible puesto que ya cuenta con el respaldo de los 14 países del Grupo de Lima y Estados Unidos, a los que probablemente se unirán Jamaica, Bahamas y Barbados, según dijeron a Efe varias fuentes diplomáticas.

2. CONVOCATORIA DE UN CONSEJO PERMANENTE

La aprobación de la resolución tendría un gran contenido simbólico puesto que supone un compromiso formal de los países para la suspensión de Venezuela, aunque el primer paso procedimental sería la convocatoria de un Consejo Permanente, órgano que está compuesto por los embajadores ante la OEA de los Estados miembro.

En ese Consejo Permanente se debatiría la convocatoria de una sesión extraordinaria de la Asamblea General, que al ser el órgano supremo de la OEA es el único con poder para suspender a Venezuela.

Para convocar esa Asamblea General extraordinaria, es necesario el respaldo de 24 países, es decir, dos tercios de los 35 miembros de la OEA (Cuba pertenece al organismo pero no participa en él desde 1962).

3. LOS 24 VOTOS DE LA ASAMBLEA GENERAL EXTRAORDINARIA

En una Asamblea General extraordinaria se debatiría la suspensión de Venezuela y, para aprobarse, serían necesarios otra vez 24 votos.

La llave para esa votación la tendrían los países del Caribe, tradicionales aliados del Gobierno de Nicolás Maduro que mantienen abultadas deudas con el país caribeño y que, desde la creación del Petrocaribe, han podido acceder a combustible barato.

El Gobierno de Donald Trump ha hecho uso de su poderío económico para tratar de contrarrestar la influencia de Caracas sobre el Caribe y conseguir que Venezuela sea suspendida del organismo.

4. ¿POR QUÉ LA SUSPENSIÓN?

La suspensión es la mayor forma de sanción que tiene a su disposición la OEA. En sus 70 años de historia, solo se ha aplicado a dos naciones: Honduras, en 2009, después del golpe de Estado que depuso a Manuel Zelaya como presidente; y Cuba tras el triunfo de la Revolución de Fidel Castro, en 1959.

La suspensión, sin embargo, no es definitiva: Honduras pidió su reactivación en la OEA y regresó en 2011, mientras que la suspensión a Cuba se levantó en 2009, aunque no inició los procedimientos para reincorporarse al organismo.

5. PERO, ¿VENEZUELA NO SE FUE YA DE LA OEA?

Venezuela ya pidió dejar la OEA el 28 de abril de 2017, una salida que por cuestiones procedimentales no será efectiva hasta dos años después, en esa misma fecha del año 2019.

Por esa razón, el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, consideró una “ridiculez” la iniciativa de suspender a su país.

Sin embargo, para Estados Unidos la suspensión de Venezuela como Estado miembro enviaría un “mensaje” al resto del continente y reafirmaría el compromiso de la OEA con la defensa de la democracia. EFE