Los Cuatro Ascensos de Federer al No. 1

 

ATP Staff

 

El suizo ha conseguido subir a la cima del Ranking ATP inmediatamente después de brillar en tres Grand Slams y un ATP 500.

ROGER FEDERER.- La feliz perfección.

Abierto de Australia 2004

Roger Federer, en ese entonces de 22 años, llegó como No. 2 del mundo a su quinto Australian Open, con 4,375 puntos y a tan solo 160 del No. 1 Andy Roddick. Si quería subir a la cima por primera vez en su carrera, debía superar al menos la cuarta ronda del año anterior (p. con Nalbandián) y tener mejor campaña que el norteamericano y el español Juan Carlos Ferrero, No. 3 del escalafón y quien sumaba 230 unidades menos que el suizo.

Federer ganó sus tres primeras rondas sin perder sets ante Alex Bogomolov, Jeff Morrison y Tood Reid. Los tres eran jugadores por fuera del Top-140. Sus dos próximos rivales, el No. 11 Lleyton Hewit y el No. 8 Nalbandián (su verdugo en la edición anterior), solo pudieron arrancarle un set antes de que el suizo superara a Ferrero y a Marat Safin sin perder sets en las últimas dos rondas.

Su segundo título de Grand Slam, tras el capturado meses atrás en Wimbledon 2003, significó su primer ascenso al No. 1 del ranking. Dos de febrero de 2004, fecha inolvidable para Su Majestad. El día en que se vio inéditamente liderando el escalafón mundial del ATP World Tour.

Wimbledon 2009

El suizo duró cuatro años, seis meses y 16 días como No. 1 del mundo antes de ser desplazado por Rafael Nadal el 18 de agosto de 2008, un día después de que el español ganara el oro olímpico en Pekín. Pero Federer conseguiría volver. ¿Cómo aprovechó que Nadal perdiera su primer partido en cinco participaciones en Roland Garros (p. con Soderling)? Ganando su único título en el GS parisino y acortando distancias.

Para completar, Nadal no pudo defender su título semanas después en Wimbledon y se bajó del torneo por una lesión de rodilla. El suizo también sacó provecho a pesar de empezar el torneo con desventaja de 2,115 puntos. Necesitaba ganar su sexto título en el All England para volver al trono, y así lo consiguió. Venció a Yen-Hsun Lu, Guillermo García López, Philipp Kohlschreiber, Soderling, Ivo Karlovic, Tommy Haas y a Roddick en una final que terminó 16-14 en el quinto set.

El 6 de julio del 2009, en una nueva actualización del Ranking ATP, recuperó el mando del escalafón, pero su nuevo reinado duraría poco menos de un año hasta el 7 de junio del 2010 después de Roland Garros, donde Federer no pudo defender el título al caer con Soderling en cuartos y donde Nadal volvió a conquistar el título.

Wimbledon 2012

Tal vez este ha sido su panorama más exigente para tratar de recuperar el No. 1. Federer llegó a Wimbledon 2012 como No. 3 y con la obligación de ganar el título para tener oportunidades de desplazar a Nadal y al No. 1 Novak Djokovic. No era fácil, pues antes del torneo tenía una desventaja de 2,845 con el serbio y de 625 con el español. Además, llevaba nueve torneos de Grand Slam sin poder ser campeón y en las últimas dos ediciones de Wimbledon había llegado a cuartos de final.

Pero en la edición del 2012 todo se confabuló a su favor. Además de que superó un duro camino en la primera semana de competencia (remontó un 0-2 en sets ante Julien Benneteau), Nadal perdió en segunda ronda ante Lukas Rosol y en semifinales se impuso ante Djokovic en cuatro sets. Si superaba en la final a Andy Murray, recuperaba el trono. Y aunque perdió el primer parcial contra el británico, ganó los tres siguientes para ganar su Grand Slam No. 17.

El 9 de julio de 2012 apareció de nuevo como No. 1. Esta vez con 30 años. Y su tercer mandato duró hasta el 5 de noviembre de ese año. Al no presentarse en el Masters 1000 de París para defender su título del 2011, Novak Djokovic lo desplazó a pesar de perder en segunda ronda con Sam Querrey. El 5 de noviembre apareció como No. 2 y desde entonces empezó su lucha por volver.

Rotterdam 2018

El ATP 500 holandés suponía el panorama menos difícil para regresar al No. 1, por probabilidades y también porque por primera vez no tenía que hacerlo en un Grand Slam. Tras ganar en el Abierto de Australia 2018 su vigésimo Major, quedó a 155 puntos del No. 1 Rafael Nadal. Con unas semifinales en Rotterdam bastaría para convertirse en el No. 1 más veterano de la historia (36 años).

En su primera participación en cinco años en el ABN Amro World Tennis Tournament, superó a Ruben Bemelmans, Kohlschreiber y Robin Haase para asegurar su plaza en semifinales. Gracias a este triunfo, el próximo lunes cuando aparezca de nuevo en lo más alto del escalafón, romperá el récord de longevidad entre su primer día y su último como No. 1 (14 años, 17 días) y también impondrá la marca de mayor tiempo tratando de recuperar el trono (5 años, 106 días).

Sus tres ascensos anteriores los consiguió acariciando un trofeo. Si este domingo repite la tendencia ganando su tercer título en Rotterdam, su histórico regreso al No. 1 será aún más especial.