miércoles, agosto 12, 2020
Inicio > Noticias > Internacional > Los jóvenes del 78 por ciento de los barrios pobres argentinos se queda a vivir allí

Los jóvenes del 78 por ciento de los barrios pobres argentinos se queda a vivir allí

Buenos Aires, 17 oct (EFE).- Un informe publicado este jueves reveló que, en Argentina, las nuevas generaciones del 78 % de los asentamientos más humildes, conocidos como “villas miseria”, se quedan en el mismo barrio en el que nacen.

El estudio, presentado por el Centro de Investigación Social de la organización Techo Argentina y al que tuvo acceso Efe, concluyó que el problema de fondo no es el acceso a la vivienda, sino “el acceso a suelo urbano”, algo para lo que recomendaron nuevas políticas relacionadas con la vivienda al Estado.

“El alza sostenida de los precios del suelo y la vivienda, así como también la falta de créditos o soluciones por parte del Estado y los privados con requisitos que sean alcanzables para los habitantes de los barrios populares, siguen empujándolas al mercado inmobiliario informal”, dijo la encargada del estudio, Gabriela Arrastúa, en un comunicado.

En esa coyuntura, es “complejo” proyectar un espacio “definitivo” para esas personas.

En Argentina, según datos de Techo Argentina, hay 4.416 barrios populares y en ellos habitan cerca de cuatro millones de personas, el 56 % de ellas menores de 24 años.

El crecimiento acelerado de estos barrios se dio a partir de la década de los años 1990, aunque hay asentamientos que llegan casi al siglo desde su creación.

El estudio es tajante en decir que, aunque hay familias que “priorizan el vínculo afectivo y la cercanía con sus parientes a pesar del barrio y sus condiciones”, no hay que tener una “romantización idealista” sobre ese hecho a la hora de quedarse en el barrio.

“Nos permite ver una política inaccionaria de regulación del mercado del suelo”, aseguraron en sus conclusiones, donde recalcaron que priorizar quedarse en el barrio responde a “la necesidad de contar con una red de seguridad ante los embates de una coyuntura socioeconómica adversa o incierta”.

Argentina, que afronta elecciones presidenciales el próximo 27 de octubre con el opositor peronista Alberto Fernández como favorito a la victoria, sufre desde abril de 2018 una crisis económica con alta inflación y devaluación de la moneda local que se ha traducido, entre otros aspectos, en un aumento de la pobreza.

Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos, correspondientes al primer semestre de 2019, reflejaron que el 35,4 % de la población vive por debajo de la línea de la pobreza, 3,4 puntos por encima de la tasa registrada en la segunda mitad de 2018.

En los asentamientos, los índices de pobreza son mucho mayores, y según Techo, el 70 % vive cerca de un factor de riesgo como un basural o una torre de alta tensión; otro 70 % no tiene acceso a energía eléctrica; el 90 % no cuenta con conexión formal de agua potable; y el 98 % no cuenta con red cloacal. EFE

%d bloggers like this: