Los mares mexicanos, garantía para alimentar a la población del futuro

Foto: Periódico NMX

  • Oceana abre sus oficinas en México para la protección de la riqueza marina

México, 23 May (Notimex).- En respuesta a la necesidad de proteger los mares de México, Oceana anunció la apertura de sus oficinas en el país, para sumar sus esfuerzos en beneficio de los ecosistemas marinos mexicanos.

En el acto celebrado en el Museo de la Tolerancia, el vicepresidente de Oceana México, Pedro Zapata, explicó que el objetivo de abrir estas oficinas en el país es para fortalecer las acciones necesarias para proteger y aprovechar el potencial de los mares mexicanos.

México, dijo, es custodio de algunos de los recursos y ecosistemas marinos más ricos y bellos del mundo, desde Playa Bagdad hasta Chetumal, de Tijuana hasta Chiapas y de Revillagigedo hasta Banco Chincorro.

Sin embargo, algo que no se considera es que para el año 2050 seremos 165 millones de habitantes, es decir, 32 millones de mexicano más de los que somos ahora y que generarán una mayor demanda de alimentación.

Este es un reto desde ahora, toda vez que nuestro país, al igual que en muchas partes del mundo, está sacando más peces de lo que el mar le puede proporcionar, de manera que casi 40 por ciento de las pesquerías que han sido vendadas están sobreexplotadas o colapsaras.

Pedro Zapata aseguró que ante ello es indispensable tomar cartas en el asunto y comenzar a actuar para ayudar al mar a recuperarse, ya que por su naturaleza los océanos son muy resilientes, “solo necesitan un poco de apoyo”.

Muestra de ello lo han dado muchas de las acciones emprendidas por México, como el caso de la recuperación de la Ballena Gris, el Parque Nacional de Cabo Pulmo, las pesquerías de langosta en el Pacífico, y las recientes certificaciones de las flotas atuneras, entre otras acciones.

Pero también hay que buscar que estos ejemplos se conviertan en regla y no en la excepcion, “y esa es nuestra misión en Oceana, trabajando de la mano de productores, academia, gobierno, comercializadores y restaurantes”, aseguró.

“Por eso Oceana está en México, busca cambiar el rumbo”, y para ello se basa a partir de su experiencia en tres acciones clave que son: eliminar la sobrepesca, reducir la pesca incidental, y proteger los hábitats críticos donde las especies se reproducen, crecen o pasan una parte importante de su vida.

Desde luego, Oceana incluye acciones para revertir el daño generado por el hecho de que los mares se han convertido en basureros, además de ayudar a impulsar las historias de éxito de comunidades que han demostrado su experiencia para proteger y explotar el mar de manera sustentable.

Zapata concluyó reiterando que para el futuro, en que se prevé que el mundo llegue a albergar a cerca de nueve mil millones de habitantes, el mar será la opción para ayudar a garantizar la alimentación de dicha población, pero para ello, es indispensable tomar acciones desde ahora.