domingo, octubre 24, 2021
Inicio > Noticias > Internacional > Los médicos bolivianos vuelven a parar aunque sin marchas por la tercera ola

Los médicos bolivianos vuelven a parar aunque sin marchas por la tercera ola

La Paz, 6 may (EFE).- Los médicos de Bolivia confirmaron para este viernes una jornada de paro nacional por los salarios atrasados, despido de personal especializado en covid-19 y un persistente pedido de anulación de la ley de Emergencia Sanitaria, aunque sin marchas ni bloqueos ante el tercer brote de contagios.

En declaraciones a Efe este jueves, el secretario ejecutivo del Sindicato de Ramas Médicas de Salud Pública de La Paz, Fernando Romero, aseguró que “no queda otro remedio” y que se tratará de un “paro institucional” en el que se evitarán concentraciones y bloqueos de calles en precaución por el incremento de casos.

“Tenemos un brote fuerte” y por ello los sindicatos de cada establecimiento están encargados de organizar el cumplimiento del paro, sin que esto frene el proceso de vacunación masiva y “todo (servicio) fundamental para el paciente”, detalló Romero.

El dirigente médico detalló que su sector presentó una “agenda de trabajo” ante el Ministerio de Salud que implicaba temas como el pago de salarios, la recontratación del equipo covid, el cumplimiento del seguro de vida para médicos que fallecieron en la pandemia y que se anule la ley de Emergencia Sanitaria.

Sin embargo, desde que un Congreso Médico Nacional declaró una pausa en sus protestas a principios de abril, tras un paro que se inició a mediados de febrero y que se amplió progresivamente, no ha habido un acercamiento entre el sector de sanidad en protesta y el Ministerio de Salud.

Aquella primera etapa de la protesta se basó principalmente en buscar la anulación de la norma considerada como inconstitucional por sancionar las protestas y permitir la contratación de personal extranjero, entre otros aspectos, a pesar de que el Gobierno aseveró de que hubo consensos y se hicieron modificaciones al texto.

A juicio de Romero, la situación podría empeorar los siguientes días con medidas similares que se extiendas a paros de 48 o 72 horas al considerar que se “cerraron las puertas” de cara a un futuro diálogo con las autoridades nacionales.

El pasado martes, el ministro de Salud, Yeison Auza, manifestó que un paro en la actuales condiciones de la pandemia en Bolivia “podría considerarse criminal” puesto que la situación implicaba el “la participación y responsabilidad” de los médicos.

Bolivia comenzó a registrar el incremento de contagios diarios que casi llegan a los 2.000 desde la pasada semana, por lo que los sistemas departamentales de varias regiones consideraron de que se trata del tercer pico de contagios cuando en Bolivia todavía la vacunación masiva está aún en su primera etapa.

El Ministerio de Salud ha reportado 13.123 decesos y 312.407 contagios desde el inicio de la pandemia en marzo del año pasado.

Desde el inicio de la vacunación a fines de enero pasado se han aplicado 689.633 primeras dosis y 251.786 de la segunda de las vacunas Sputnik V, Sinopharm y AstraZeneca, a una población total del país que sobrepasa los 11 millones. EFE

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: