Inicio > Noticias > Internacional > Los médicos de Zimbabue desafían la orden del Gobierno de parar la huelga

Los médicos de Zimbabue desafían la orden del Gobierno de parar la huelga

Harare, 7 oct (EFE).- Los médicos de Zimbabue decidieron desafiar el ultimátum del Gobierno que les daba hasta este lunes para volver al trabajo y decidieron continuar con la huelga contra una escasa subida salarial que entra hoy en su sexta semana.

Los médicos aseguran que no van a volver al trabajo hasta que el presidente, Emmerson Mnangagwa, no les ofrezca un “salario digno”, ya que alegan que con la inflación y la depreciación de la moneda lo que reciben es muy poco.

El ministro de Salud, Obadiah Moyo, había advertido que tomaría “acciones disciplinarias” si no volvían a sus puestos este lunes, aunque el Gobierno, a pesar de que las protestas han continuado hoy, no se ha pronunciado aún.

Los médicos, por su parte, han amenazado al Ejecutivo al explicar que mientras siga la disputa salarial se seguirá produciendo “un genocidio silencioso” en los hospitales.

“Está claro que la mayoría de pacientes se están muriendo al no ser atendidos”, declaró hoy en un comunicado la sindical Asociación Zimbabuense de Médicos Hospitalarios (ZHDA), que convoca las protestas.

El personal médico exige que el Gobierno les pague en dólares estadounidenses y no en el devaluado dólar zimbabuense, para poder garantizarse un colchón ante la subida de precios de los productos en los supermercados.

La semana pasada, el Gobierno les ofreció una subida salarial del 60 %, que fue rechazada porque consideran que su poder adquisitivo ha bajado mucho más que ese porcentaje.

Actualmente, un médico gana el equivalente a 80 dólares al mes, lo que ni siquiera es suficiente para pagar la gasolina para ir al trabajo.

La ZHDA ha hecho un llamamiento a la Organización Mundial de la Salud y a otras agencias de la ONU para que ayude a pagar los salarios de los 1.800 médicos que hay en el país.

La inflación anual en Zimbabue llegó a superar el 230 % a mediados de julio, lo que hace cada vez más real el fantasma de un nuevo ciclo de hiperinflación, una década después de que esta pesadilla económica castigase por última vez a los zimbabuenses.

Desde 2009, Zimbabue venía usando un sistema multidivisa dominado por el dólar estadounidense y el rand sudafricano, pero también con otras divisas extranjeras.

Ese método puso fin a la hiperinflación de la crisis que atravesaba entonces el país, pero los dólares en efectivo empezaron a escasear en 2016 y obligaron a implantar el uso de pagarés a modo de divisas.

Esas divisas pasaron a denominarse “dólar zimbabuense” en junio y fueron declaradas como única moneda legal en el país. EFE

%d bloggers like this: