Inicio > Noticias > Internacional > Los nuevos bonos del canje de Argentina debutan con escasas operaciones

Los nuevos bonos del canje de Argentina debutan con escasas operaciones

Buenos Aires, 7 sep (EFE).- Los nuevos bonos emitidos por Argentina con el millonario canje de deuda concretado el pasado viernes comenzaron a cotizar oficialmente este lunes, aunque con negocios acotados por el festivo en Estados Unidos, donde no operaron hoy los mercados.

En la plaza local debutaron tanto los nuevos títulos de ley extranjera emitidos con la reestructuración de viejos bonos por 63.375 millones de dólares como los nuevos títulos de ley argentina que se emitieron tras cerrarse la etapa de adhesión temprana al canje de bonos por 41.714 millones de dólares, en la que se logró un nivel de aceptación del 98,9 %.

Analistas de mercado coincidieron en observar que las acotadas negociaciones de este lunes no permiten aún ver una tendencia, en particular respecto a los bonos de ley extranjera, por lo que habrá que esperar la evolución de las próximas jornadas y ver el comportamiento de los nuevos papeles en la plaza de Nueva York.

“Sin referencia externa, los bonos en dólares emitidos producto del canje de deuda, prácticamente no se operaron, siendo imposible identificar tendencia alguna”, dijo la sociedad de bolsa SBS.

El volumen de títulos públicos de todo tipo operados hoy en la plaza local fue de apenas 8.735 millones de pesos (111 millones de dólares).

TASAS DE RENDIMIENTO

Aún con operaciones limitadas, los analistas observan tasas de rendimiento para los nuevos bonos de ley extranjera de entre el 10 y el 11 %, que ascienden a entre el 11 y el 12 % para los nuevos títulos de ley local.

Antes del canje, los bonos viejos terminaron operando en niveles del 12-13 %.

Lograr una tasa más baja -lo que técnicamente los expertos denominan “compresión de tasas”- es clave como indicador de a qué tipo de interés podría financiarse el Tesoro si acudiera nuevamente a los mercados internacionales a colocar deuda.

Argentina no acude a los mercados internacionales desde enero de 2018, cuando tuvo que convalidar una tasa del 6,95 % por títulos a 30 años.

Si Argentina tuviera que convalidar hoy un tipo de interés de colocación de deuda cercano a la tasa de rendimiento que reflejan hoy los nuevos bonos (10-12 %), no solo implicaría un coste alto de financiación para el Tesoro, sino que además haría más difícil que los privados accedan a financiación a tasas razonables, condicionando los proyectos de inversión.

A FUTURO

Las tasas iniciales de los nuevos bonos muestran una leve compresión respecto a la que tenían los viejos títulos, pero que esto se convierta en tendencia dependerá de varios factores.

Para el economista Gustavo Ber, titular de Estudio Ber, “inicialmente los nuevos títulos podrían enfrentar una presión vendedora dado que algunos fondos externos podrían estar inclinados a reducir su exposición, por lo cual dicha posición técnica desfavorable podría limitar la contracción de rendimientos a corto plazo”.

Según apuntó este lunes en un informe la firma Portfolio Personal Inversiones, para “para convalidar y mantener esta tendencia de compresión”, va a ser necesario “un escenario más claro”.

“Se deberían tener mayores detalles de un plan económico que dé señales acerca de cómo el Gobierno va a solucionar los problemas fiscales y la falta de reservas”, señaló.

En tanto, para la firma de inversiones Consultatio, si bien la dinámica macroeconómica de corto plazo es “compleja”, “tiene una menor incidencia a la hora de pensar el crédito soberano”.

“Con un perfil de vencimientos bastante despejado en los próximos años, las valuaciones de los nuevos bonos deberán pensarse con el rumbo general de la economía, cuyo destino estará marcado por el programa que se deberá negociar con el FMI”, señaló la consultora en un informe. EFE

%d bloggers like this: