Inicio > Noticias > Internacional > Los periodistas afganos viven un sangriento 2018 con 17 muertos

Los periodistas afganos viven un sangriento 2018 con 17 muertos

Peru.com

Kabul, 10 ene (EFE).- Los periodistas afganos vivieron en 2018 un nuevo año sangriento, al registrarse 17 muertes y más de cien casos de violencia contra los trabajadores de medios de comunicación, reveló hoy la ONG Comité para la Seguridad de los Periodistas Afganos (AJSC, en inglés).

Según su informe anual, presentado en Kabul, la cifra de periodistas fallecidos descendió respecto a 2017, que con 20 muertos fue el año más mortífero desde que la AJSC comenzó a recopilar información de estos incidentes en 2013.

La organización precisó que otros 15 periodistas resultaron heridos el pasado año y además se reportaron 121 casos de violencia física e intimidación, que incluyen detención ilegal, amenazas e insultos.

De esos 121 casos, el 41 % fueron causados por los talibanes y el grupo yihadista Estado Islámico (EI), el 37 % por personas vinculadas al Gobierno, un 5 % por los propietarios de los medios de comunicación y el resto por personas sin identificar.

En el 11 % de los casos contabilizados por la organización la víctimas de la violencia fueron mujeres.

El director de la AJSC, Najib Sharifi, lamentó a Efe que está “extremadamente preocupado por los ataques deliberados y directos contra los periodistas y medios de comunicación”.

A pesar de las amenazas crecientes a los profesionales de la información, la mayor parte de los medios no tiene suficientes medidas de seguridad para proteger a sus empleados, denunció Sharifi.

“Pedimos al Gobierno que desarrolle seriamente medidas de seguridad y a los propietarios de los medios de comunicación que presten atención a la seguridad de sus periodistas”, dijo el director de la AJSC.

Destacó que la mayor parte de los periodistas fallecieron el mismo día, el 30 de abril, cuando un doble atentado suicida en el centro de Kabul reivindicado por el Estado Islámico acabó con la vida de 9 periodistas, uno de ellos fotógrafo de la agencia francesa AFP.

Ese mismo día, un periodista afgano que trabajaba para la cadena británica BBC murió tras ser tiroteado en el sureste de Afganistán.

La semana pasada, un tribunal antiterrorista de primera instancia condenó a muerte y penas de 30 y 6 años de cárcel a tres personas por el asesinato del trabajador de la BBC.

A causa de este tipo de ataques, el año pasado fue “más violento porque la naturaleza de la violencia contra los periodistas cambió completamente”, afirmó a Efe un investigador de la AJSC Abdul Qadim Wiar. EFE

%d bloggers like this: