Inicio > Noticias > Internacional > Los talibanes matan a 32 soldados afganos en medio de los esfuerzos de paz

Los talibanes matan a 32 soldados afganos en medio de los esfuerzos de paz

Kabul, 20 abr (EFE).- Los talibanes mataron al menos a 32 efectivos de las fuerzas de seguridad afganas y otros seis resultaron heridos en varios ataques en Afganistán, un aumento de la violencia que se produce en medio de los esfuerzos de paz en el país.

Los 32 miembros del ejército y la policía murieron en tres ataques que comenzaron alrededor de la medianoche del domingo en las provincias norteñas de Takhar y Balkh, y la meridional Uruzgan, informaron a Efe este lunes varias autoridades afganas.

En Takhar murieron 18 soldados, precisó a Efe el portavoz de la oficina del gobernador provincial, Jawad Hijri, quien anotó que también hubo un número indeterminado de víctimas mortales en las filas de los insurgentes, a los que lograron expulsar de la zona.

Otros nueve miembros de las fuerzas de seguridad murieron y cuatro más resultaron heridos en un ataque similar anoche en el inseguro distrito de Shulgara, en la provincia de Balk, indicó a Efe un funcionario de seguridad bajo condición de anonimato.

En Uruzgan, los talibanes atacaron esta madrugada varios puestos de control policial, dando inicio a un enfrentamiento que duró horas.

“Los talibanes atacaron los puestos de control de la policía en el este de la ciudad de Tirinkot (capital de Uruzgan) y después de varias horas de combates, cinco miembros de la policía murieron y dos resultaron heridos”, dijo a Efe Zargai Ebadi, portavoz del gobernador provincial.

En el choque de casi ocho horas “dos combatientes talibanes murieron”, apuntó.

El portavoz talibán, Zabihullah Mujahid, se negó dar detalles sobre el aumento de los ataques tras una reducción temporal de la violencia.

“Hemos estado investigando todos estos ataques y actualmente nuestra investigación está en marcha”, dijo a Efe Mujahid.

Los talibanes y las fuerzas gubernamentales habían reducido sus ataques casi a cero en la última semana de febrero, un paso necesario para concretar la firma de un acuerdo entre Estados Unidos y los insurgentes en Doha.

Tras la firma de ese acuerdo el 29 de febrero, en el que se pactó la retirada completa de las tropas extranjeras de Afganistán en 14 meses, los talibanes comenzaron de nuevo sus ataques, aunque sin reivindicar la mayoría de ellos.

Esos ataques insurgentes tienen como objetivo a las tropas afganas, una violencia que solo cesará con la negociación de un alto el fuego por separado entre el Gobierno afgano y los talibanes.

Las conversaciones entre Kabul y los talibanes debían haber comenzado el 10 de marzo, pero se encuentran en un punto muerto por la falta de acuerdo sobre un intercambio de prisioneros ya iniciado y que había sido estipulado con Washington en Doha. EFE

%d bloggers like this: