Luisa Nathalia Viocante Esparza fue presentada al templo

La pequeñita Luisa Nathalia Viocante Esparza fue llevada hasta el altar de la Catedral Basílica Menor para dar gracias al Dios por su tercer aniversario de vida, llegando acompañada por sus señores padres los señores Karen Esparza García y Luis Enrique Viocante, los cuales la encaminaron hasta el altar para ser presentada tal y como lo manda la Iglesia Católica.

En esta ocasión la pequeña contó como sus padrinos de velación a Rosa Ma. García, Adán Esparza, Laura Guerrero y Omar Viocante, los cuales con emoción prometieron ante sus padres y ante Dios estar siempre al pendiente y cuidado de su ahora ahijada.

Durante la misa el sacerdote celebrante le dedicó a la pequeñita así como a sus padres un bonito mensaje en donde hizo la mención de que en estos tiempos ya casi nadie toma en cuenta la presentación de los niños ante Dios, y es de admirar la acción de aquellos que lo hacen y pidió que se prendiera la vela para sellar este gran compromiso de amor y fe.

Al finalizar la ceremonia religiosa los papás, padrinos e invitados, abandonaron el santo recinto para dirigirse al bonito festejo en honor de la pequeña festejada, el cual se llevó a cabo en la bonita quinta “Dorada”, hasta donde se dieron cita demás familiares y amigos cercanos para pasar una amena tarde junto a la pequeñita festejada.

Durante la tarde se sirvió para los invitados un delicioso platillo el cual se hizo acompañar de algunas bebidas refrescantes y algunas ricas botanas las cuales fueron preparadas especialmente para esta divertida celebración de cumpleaños.

Entre los invitados de honor anotamos  a sus abuelitos los señores Ma. Guadalupe García y Adán Esparza así también a su bisabuela la Sra. Manuela Leal Viuda de García, los cuales no dejaron de apapachar y consentir a su linda nieta, además de llenarla de muchas bendiciones y cariño durante toda la tarde.

El ambiente estuvo de lo más agradable ya que niños y adultos se divirtieron a lo grande, ya que disfrutaron de entretenidas charlas y de la buena música que se puso en todo momento.

Posteriormente la cumpleañera junto a sus invitados se formó para romper sus grandes piñatas, las cuales estaban llenas de ricos dulces para después rodearla para entonarle las ya tradicionales Mañanitas junto a su bonito pastel, y muy feliz apagó sus tres velitas mientras pedía su deseo de cumpleaños, el cual esperamos se le cumpla.

Sin duda alguna fue una bonita fecha para recordar, la cual quedará marcada en los corazones de la familia Viocante Esparza, y de todos los presentes que se dieron cita a esta bonita celebración, la cual tuvo como único fin la presentación al templo de la linda Luisa Nathalia.

¡Muchas Felicidades!