miércoles, septiembre 30, 2020
Inicio > Noticias > Internacional > Lukashenko registra su candidatura clamando victoria sobre el coronavirus

Lukashenko registra su candidatura clamando victoria sobre el coronavirus

Moscú, 2 jul (EFE).- El presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, registró hoy su candidatura a las elecciones presidenciales del 9 de agosto clamando victoria sobre el coronavirus, aunque él mismo había negado desde un principio su existencia.

“Nuestro sistema sanitario ha resistido. No podemos confiarnos, pero ya hoy podemos decir que hemos ganado”, dijo citado por la agencia oficial BelTA.

Lukashenko, cuyo país tiene 62.424 casos de COVID-19, muchos más que la vecina Ucrania (45.887), que le cuadruplica en población -42 millones frente a 10-, subrayó que Bielorrusia demostró “sentido común político y sabiduría popular”.

Según informó hoy la Comisión Electoral Central (CEC), el presidente registró su candidatura después de recabar casi dos millones de firmas, cuando el mínimo son 100.000.

También lograron presentar las signaturas necesarias otros cinco candidatos, incluido el detenido banquero Víctor Babariko, y Svetlana Tijanovskaya, esposa del encarcelado bloguero, Serguéi Tijanovski.

No así el antiguo embajador bielorruso en EEUU, Valeri Tsepkalo, muchas de cuyas firmas fueron rechazadas por la CEC.

La campaña electoral ha estado marcada por la persecución de los principales candidatos opositores, lo que ha provocado las protestas de la Unión Europea (UE) y Amnistía Internacional (AI).

El creciente descontento popular con el autoritarismo de Lukashenko se ha visto acentuado con su gestión de la crisis del coronavirus, ya que negó desde un principio que la pandemia fuera un riesgo para la salud pública y se negó a tomar las medidas recomendadas por la Organización Mundial de Salud (OMS).

“La gente tiene miedo. Por eso, les digo lo siguiente: en nuestro país no ha muerto ni una sola persona de coronavirus. ¡Ni una sola!”, dijo en su momento Lukashenko en unas declaraciones muy criticadas en el exterior.

La oposición, algunos de cuyos partidos decidieron boicotear la votación, le acusan de poner en peligro la vida de los bielorrusos al obligarles a trabajar, en vez de confinarlos, y negarse a cancelar los comicios presidenciales.

Lukashenko lleva más de un cuarto de siglo al timón de Bielorrusia (1994), uno de los países menos democráticos de Europa, donde cualquier manifestación de disenso o protesta es reprimida por el temido KGB.

En 2015, Lukashenko fue reelegido para su quinto mandato con el 87 % de los apoyos en unos comicios muy criticados por los observadores occidentales.EFE

%d bloggers like this: