Lula y Rousseff destacan el compromiso democrático del fallecido Mário Soares

Sao Paulo, 7 ene (EFE).- Los expresidentes brasileños Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff coincidieron hoy en destacar al exmandatario portugués Mário Soares, fallecido hoy a los 92 años, como un líder comprometido con los valores democráticos.


Lula, que gobernó Brasil entre 2003 y 2010, resaltó de Soares en un comunicado que estuvo “comprometido durante toda su vida con las ideas del socialismo democrático” y “luchó contra el fascismo y la dictadura en su tierra natal”.

El expresidente recordó su último encuentro con el líder socialista portugués, que tuvo lugar en 2014 con motivo del 40 aniversario de la Revolución de los Claveles.

Asimismo, la exmandataria brasileña Dilma Rousseff (2011-2016), ahijada política y sucesora de Lula, reconoció a Soares como un líder “respetado por los adversarios” y un “militante de la libertad”.

“Su vida dedicada a la política y a la democracia de Portugal es un ejemplo para el mundo de que es posible construir una sociedad democrática e igualitaria para todos”, manifestó Rousseff en una nota.

Lula subrayó también que “su amigo (…) siempre defendió y trabajó por la cooperación y el intercambio entre Brasil y Portugal, aproximando” a ambas naciones y le calificó como “uno de los grandes hombres públicos del siglo XX”.

Ese mismo punto, de recordarle como un socio cercano de Brasil, fue apuntado además por el también exjefe de Estado brasileño José Sarney, que gobernó el país entre 1985 y 1990, por lo que coincidió en el poder con Soares, que presidió Portugal entre 1986 y 1996.

“No solo Portugal perdió, también Brasil, que tenía en Soares un gran amigo y socio, que unía la historia de Portugal con la de Brasil”, afirmó en su página oficial.

Soares, quien también fue primer ministro de Portugal en dos periodos (1976-1978 y 1983-1985), falleció hoy a los 92 años en el Hospital Cruz Roja de Lisboa, donde permanecía ingresado desde el pasado 13 de diciembre.

Sarney indicó que el expresidente portugués “fue el responsable de la salvación” del país europeo “en la gran crisis ideológica que vivió después de la Revolución de los Claveles”.

El histórico líder socialista está considerado como una de las figuras políticas del país europeo más importantes de los últimos años por su decisiva participación en la transición democrática, cuando la Revolución de los Claveles puso fin a la dictadura portuguesa (1926-1974).

“Considero que fue un gran estadista europeo y uno de los mayores del mundo. Él consiguió incluir a su país en las grandes decisiones mundiales”, añadió Sarney. EFE