M5S reta al PD a mostrar que son “extremistas” y dice que no teme elecciones

Roma, 13 mar (EFE).- El candidato a primer ministro por el Movimiento Cinco Estrellas (M5S), Luigi Di Maio, afirmó hoy que su formación no teme que se repitan elecciones en el país si no hay acuerdos para formar un Ejecutivo y desafió al Partido Demócrata (PD) a demostrar que tienen “un programa extremista”.

“Reto a quien sea a demostrar que el programa del M5S es un programa extremista. Hemos realizado una campaña diciendo que no era el momento de salir del euro, una campaña diciendo que el M5S no quería salir de la Unión Europea (UE) y una campaña prometiendo que no dejaremos que Italia quede sumida en el caos”, dijo Di Maio.

El candidato a primer ministro por el M5S se refirió así, aunque sin citarlo directamente, al PD, después de que Matteo Renzi haya reiterado en los últimos días que el grupo no apoyará ningún gobierno de extremistas, en alusión al M5S y a la ultraderechista Liga Norte.

En esta línea, Di Maio apeló “a la responsabilidad de todas las fuerzas políticas” y advirtió de que si los demás grupos rechazan la posibilidad de llegar a acuerdos es porque su intención es repetir elecciones, al tiempo que agregó que el M5S “no teme” las urnas y “los italianos estarán preparados para volver a votar”.

Confió en que si Italia vuelve a votar, el M5S seguirá subiendo y obtendrá más apoyos del 32,68 % de los sufragios que ha registrado en las elecciones del 4 de marzo, donde se ha alzado como la fuerza más votada en solitario del país.

Aseguró que el M5S “está proyectado al Gobierno”, por lo que no apoyará cualquier otro Ejecutivo que no contemple su programa electoral y su equipo de Gobierno porque sería “traicionar la voluntad de los italianos”.

Para Di Maio, la solución para evitar un posible escenario de ingobernabilidad en Italia pasa porque los demás partidos dialoguen con el M5S “sobre propuestas concretas” y no sobre repartos de presidencias en las cámaras o puestos en el Ejecutivo.

“Pido a los demás que traigan sus propuestas y debatamos sobre ellas. (…) Hay que imponer un nuevo método entre las fuerzas políticas, estamos acostumbrados a verlos ponerse de acuerdo sobre los cargos, ahora nos debemos poner de acuerdo primero sobre las propuestas”, argumentó.

En clave europea, mantuvo un discurso mucho más moderado en comparación con el que el M5S mostró en el pasado, cuando era más crítico y duro contra la UE.

Dijo que uno de los mayores problemas de Italia es su elevada deuda y que hay que trabajar para rebajarla pero con “políticas expansivas”.

“Hay que debatir sobre las medidas económicas que se pueden llevar a cabo (en Italia) con Bruselas y no contra Bruselas, queremos bajar la deuda publica, hay mucho que hacer”, expuso.

“(Si me preguntaran) ¿cuál sería el primer viaje que realizaría como primer ministro, Estados Unidos o Rusia? Respondería, Bruselas porque allí tenemos que empezar”, añadió. EFE