M5S y Liga comienzan semana de contactos, antesala para un posible Gobierno

Yahoo Noticias

 

Cristina Cabrejas

Roma, 18 mar (EFE).- La coalición de derechas y el Movimiento 5 Estrellas (M5S), las fuerzas políticas con más votos en la pasadas elecciones en Italia, encaran una semana decisiva de contactos para elegir a los presidentes de la Cámara de los Diputados y del Senado, en lo que puede ser un laboratorio para formar un posible gobierno.

Los diputados que fueron elegidos en las elecciones del 4 de marzo comenzarán mañana a tomar posesión de sus escaños y el martes tocará a los senadores ante la cita del viernes cuando se reunirán las dos Cámaras para comenzar a elegir a los presidentes de esta legislatura.

De las elecciones generales emergió un cuadro de ingobernabilidad, con la coalición de derechas encabezada por la Liga Norte como la formación más votada, seguida por el M5S, pero ninguno con la mayoría, por lo que son necesarios los pactos para formar un gobierno, pero también para elegir a los presidentes de Cámara y Senado.

Ante ello, el secretario general de la Liga Norte, Matteo Salvini, que tras superar en votos a Forza Italia de Silvio Berlusconi se ha convertido en el primer grupo de la coalición de derechas, y el líder del M5S, Luigi di Maio, tienen pocos días para llegar al viernes con un acuerdo y con los nombres de las personas que ocuparán el segundo y tercer cargo del Estado.

Di Maio anunció en su blog que hoy contactaría al resto de fuerzas políticas para encontrar los nombres de los presidentes de la Cámara de los diputados y del Senado y así fue.

“He llamado por teléfono a los principales líderes de todos los futuros grupos parlamentarios para una debate útil para elegir a los presidentes de las Cámaras que tendrán que ser votados a partir del próximo viernes”, anunció Di Maio en su blog.

Y agregó: “Es el primer paso necesario para que arranque esta legislatura y quiero que todo ocurra con la máxima transparencia sobre todo en respeto a los ciudadanos que esperan respuestas reales a los problemas del país”.

También Salvini informó de que había recibido la llamada en la que conversó unos pocos minutos con Di Maio y que hablaron “sobre la cuestión de la presidencia de las Cámaras ante el voto del viernes” pero especificó que “no se han dado ni nombres, ni roles”

Salvini agregó que hablará con el resto de líderes políticos en los próximos días “con el único objetivo de llegar cuanto antes a que el Parlamento sea operativo con la designación de las respectivas presidencias”.

Con anterioridad, Di Maio había explicado sus exigencias al defender que su grupo pretende la presidencia de la Cámara de los diputados al haber conseguido el 36 % de los escaños.

Asimismo subrayaba que no se aceptarán propuestas de candidatos, para cualquier cargo institucional, que hayan sido condenados o estén imputados.

La prensa de hoy argumenta que se trata de un veto a los dos nombres que habría pensado la coalición de derechas: Paolo Romani, miembro de Forza Italia condenado en primera instancia por malversación de fondos, y Roberto Calderoli, de la Liga Norte, también acusado por un delito de odio racial.

Las posibles alianzas para la elección de los presidentes de las Cámaras podrían dar una idea de como continuarán las negociaciones para poder formar un futuro Ejecutivo.

Aunque Di Maio en su blog destacó que “el proceso para encontrar estas figuras de garantía está completamente desvinculado del proceso que llevará a la formación del gobierno”.

Tanto Salvini como Di Maio exigen su derecho a gobernar y las últimas declaraciones del Partido Demócrata (PD) que aseguró que no va a pactar con ninguno de ellos, hacen pensar que solo la alianza entre estas dos fuerzas podría dar vida a un gobierno.

“Mi prioridad no es volver a las elecciones, aunque no tengo miedo porque la Liga solo puede crecer aún más”, añadió Salvini, que aseguró que su intención es crear un Ejecutivo que pueda durar años y no meses.

Salvini tendrá también que echar cuentas con sus socios en la coalición, que prometió no romper, y Berlusconi ya ha dejado claro que no está a favor de pactar el M5S.

Según la prensa italiana, Berlusconi teme que se forme un Gobierno entre la Liga Norte y el M5S para cambiar la ley electoral y volver a las urnas en octubre, lo que sería un desastre para su partido.

El diario Il fatto quotidiano publica hoy un sondeo en el que en unas nuevas elecciones la Liga Norte y el M5S aumentarían sus votos y el PD y Forza Italia seguirían perdiendo apoyos. EFE