Inicio > Noticias > Internacional > Macron mantiene al ministro de Ecología pese a la polémica por despilfarro

Macron mantiene al ministro de Ecología pese a la polémica por despilfarro

París, 11 jul (EFE).- El ministro francés de Ecología, François de Rugy, se mantendrá en el puesto pese a la polémica desatada en torno a las lujosas cenas que ofrecía con dinero del contribuyente y a la costosa renovación de su apartamento ministerial.

De Rugy (Nantes, 1973) se reunió con el primer ministro, Édouard Philippe, para informarlo sobre las acusaciones que ha lanzado contra él el digital “Mediapart”. Tras el encuentro ambos anunciaron la continuidad del ministro en su puesto, según fuentes citadas por la cadena “BFM TV”.

El titular de Ecología se comprometió ante Philippe a que los gastos que se le reprochan sean revisados por las autoridades de control de la Asamblea Nacional y a devolver “cada euro cuestionado” en caso de que persistan las dudas tras ese análisis.

El escándalo fue desatado por “Mediapart”, que esta semana le acusó de organizar entre octubre de 2017 y junio de 2018 fastuosas cenas privadas con dinero público durante su cargo como presidente de la Asamblea Nacional.

En las imágenes publicadas, el ministro y su mujer, Séverine de Rugy, aparecen en mesas lujosamente decoradas, con grandes langostas y botellas de vino valoradas en 500 euros. Unas veladas criticadas por su ostentación pero que él asegura que se ajustaban a sus funciones de representación pública.

La polémica se amplió al difundirse también el elevado costo de la renovación del apartamento privado del ministerio, en el que por unos 63.000 euros pagados también con dinero público cambió la pintura, las moquetas, el parqué y los baños, e instaló un gran vestidor, cuyo preció se elevó a casi 17.000 euros.

Su gabinete justificó que el presupuesto se debe al carácter particular del edificio, construido a principios del siglo XVIII, y a la necesidad de haber tenido que llamar a artesanos cualificados.

De Rugy explicó este miércoles en Facebook que todas las obras se efectuaron con un “respeto estricto a las reglas legales y procedimientos en vigor” y tras consultar distintas ofertas para limitar los gastos.

“Ante los ataques que se me hacen, solo tengo una única defensa: presentar los hechos con toda transparencia. El resto son solo insinuaciones alimentadas por una fuente anónima y maliciosa”, añadió en ese alegato público.

La investigación de “Mediapart” costó este jueves la dimisión de su directora de gabinete, Nicole Klein, después de que se destapara que ocupaba una vivienda social en París desde 2001, cuando ya era alta funcionaria, y la conservó de 2006 hasta 2018, época en la que ni siquiera vivía en la capital francesa. EFE