Madres muestran el rostro del dolor por las desapariciones en México

Agencia EFE

Guadalajara (México), 4 may (EFE).- Cientos de Madres y familiares de desaparecidos en Jalisco (oeste de México) se manifestaron hoy en una marcha silenciosa para expresar su “dolor tan grande” y el calvario de no tener cerca a sus hijos.

Los rostros de los miles de desaparecidos eran mostrados en mantas, pancartas, camisetas y fotografías que los familiares portaban con una expresión de angustia en el rostro en la marcha celebrada en Guadalajara, capital del estado de Jalisco.

Las madres y las familias de desaparecidos estuvieron acompañadas en esta marcha del silencio por miembros de la sociedad civil que en las últimas semanas se han sensibilizado con su lucha en este estado mexicano.

Esta vez no hubo gritos ni consignas. Vestidas de blanco y algunas tomadas de los brazos, los madres guardaron silencio por el dolor, el miedo y la rabia la llevan dentro.

“Yo estoy muerta en vida. No como, no duermo por estar pensando. Mi otro hijo está también deshecho porque no tenemos noticias de él, no sabemos dónde está, quién lo tendrá. Es un dolor tan grande”, dijo a Efe María de los Ángeles Miramontes, mamá de Cesar Miramontes de quien perdió su rastro hace casi un mes.

Su hijo cumpliría hoy 34 años y María de los Ángeles llora cuando lo recuerda. El menor de sus vástagos salió de trabajar la tarde del 9 de abril pasado y no volvió a casa.

Ni en los hospitales ni en el servicio médico forense lo han encontrado y la Fiscalía General de Jalisco no les ha reportado ningún avance en la investigación.

La mujer con su salud deteriorada en las últimas semanas afirma que lo que más duele es la incertidumbre y sólo pide saber si su hijo aún vive o “si está muerto, darle santa sepultura”, apuntó.

Las madres están agrupadas en la organización Familias unidas por nuestros desaparecidos en Jalisco (Fundej).

Rubén Albarrán, vocalista de la banda musical mexicana Café Tacvba, caminó junto a las madres durante la marcha y les dedicó un pequeño ritual con humo de salvia y una sonaja prehispánica.

Doren Meléndez perdió al mismo tiempo a su padre, su hermano, su tío y su primo. Los cuatro estaban en el municipio de Autlán y desaparecieron cuando volvían a Guadalajara el 1 de febrero. Lo último que saben es que unos policías locales los detuvieron.

“Nos dejaron un dolor tremendo. Mi familia no se mete con nadie, somos gente trabajadora, gente humilde, no culpamos a nadie, solo queremos de vuelta a nuestra familia”, dice la joven.

Cientos de estudiantes recibieron a las madres en la recién llamada simbólicamente Glorieta de las y los desaparecidos con pancartas y gritos de “¡No están solas, no están solas!”, una muestra de solidaridad que provocó el llanto en muchas de ellas.

Los jóvenes se sumaron a este movimiento tras el caso de los tres estudiantes de cine presuntamente asesinados y disueltos en ácido por miembros del crimen organizado.

Desde el pasado miércoles se mantienen en paro de labores para pedir justicia por los 14.000 desaparecidos en los últimos cuatro años, de acuerdo con cifras de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Guadalupe Aguilar, coordinadora de Fundej afirmó que Jalisco se ha convertido en un estado de desaparecidos, pues de enero a la fecha hay 608 nuevos casos que han dejado a las familias “sin nada que festejar” este 10 de Mayo, día de las madres en México.

“Estamos aquí para expresar el dolor y la gran frustración porque no hay nadie a quien acudir dada la indolencia y la incapacidad de las autoridades para encontrar a los nuestros. No hacen los suficiente”, expresó.

Luego de la marcha Albarrán y músicos locales dedicaron las melodías “Cómo te extraño” y “1-2-3”, que habla de las desapariciones en México.

“Somos afortunados quienes no nos ha sucedido (una desaparición) por eso mandamos un buen pensamiento para las personas que están sufriendo este dolor, para los mismos desaparecidos. Lo que les sucede a esas familias, nos sucede a todos”, dijo el cantante. EFE