Magistrada del Supremo de Guatemala niega injerencias a favor de hijo acusado

Otto Molina StallingGuatemala, 11 ene (EFE).- La vocal séptimo de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Guatemala, Blanca Stalling, negó hoy haber influido sobre el juez que lleva un caso de corrupción en el que está implicado su hijo Otto Molina Stalling, por lo que se le busca retirar la inmunidad.


“En ningún momento, en ningún momento, jamás, solicité que beneficiara a mi hijo”, proclamó la magistrada en una conferencia de prensa después de que la Fiscalía, junto con la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), pidieran un antejuicio para que pueda ser investigada.

Stalling, señalada por un posible delito de tráfico de influencias, dijo que no dimitirá y se mostró dispuesta a someterse a una investigación porque es inocente: “Yo sé lo que hice y jamás, jamás, influí sobre ese señor”.

La jurista admitió haberse reunido con el juez del Tribunal Noveno de Sentencia, Carlos Ruano, quien la denunció, pero agregó que fue porque él se lo pidió y que eso no supone una violación a la independencia, sino que el encuentro tenía como fin escucharlo.

Según relató, Ruano le contó que no quería llevar el caso en el que está implicado su hijo, acusado de ser uno de los operadores del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) que habría recibido comisiones ilegales para otorgar contratos a una farmacéutica.

“Yo le dije que como profesional tenía la responsabilidad de hacer las cosas bien, que ya muchos jueces se habían inhibido de conocer este proceso”, resumió la magistrada, quien pidió a la Justicia actuar y conocer ese caso, en el que su hijo, en prisión preventiva, está acusado de asociación ilícita y cobro ilegal de comisiones.

“Solo pido que se lleve a cabo ese debate, que se termine”, insistió en una conferencia en la que reconoció haberle dicho al juez la frase “es preferible dejar libre a un culpable que condenar a un inocente”.

Pero el fin, dijo, no era influir en él: “Es una de las frases más importantes de la historia del derecho”.

El juez Ruano denunció ayer, martes, a Stalling, presentando como prueba una conversación telefónica en la que, supuestamente, la magistrada utilizó su posición para influir en una resolución favorable para su hijo.

Este miércoles la Fiscalía también pidió retirarle la inmunidad al magistrado Eddy Orellana Donis, de la Sala Segunda de la Corte de Apelaciones del Ramo Civil, por los delitos de cohecho pasivo, aceptación ilícita de regalo, enriquecimiento ilícito e incumplimiento de prestar declaración jurada patrimonial. EFE