Males respiratorios principal demanda de consulta en 2015

5-MALES

Durante el año 2015 el principal motivo de consultas, tanto en Brigadas Móviles como el Hospital Municipal del Niño, fueron las Infecciones Respiratorias Agudas (IRAs) al presentarse en un 36.59 y 56.4 por ciento respectivamente, detalló Emilio Arreola Cháidez, titular de la Dirección Municipal Salud Pública.

El funcionario municipal señaló que de enero a diciembre de 2015 se activaron mil 503 brigadas médicas, mil 232 en colonias y fraccionamientos de la ciudad capital y 281 en localidades del municipio; dentro de estas se brindaron 59 mil 480 consultas médicas, dentales y psicológicas de manera gratuita, así como la entrega de medicamento en cada una de ellas.

En cuanto a la atención brindada en el Hospital Municipal del Niño durante el año que recién concluyó el galeno dijo que se brindaron 49 mil 900 consultas y terapias físicas, 230 cirugías, mil 108 hospitalizaciones y mil 948 urgencias médicas; de la misma manera se otorgaron 16 mil 691 laboratorios de gabinete y vacunas, sumando en total más de 69 mil 877 servicios.

Agregó que en el sistema municipal de salud se realizó un total de 78 mil 900 diagnósticos, de ellos fueron 23 mil 144 detecciones, 4 mil 167 pruebas de cáncer cervicouterino, 3 mil 287 de diabetes y 15 mil 690 de hipertensión, todo a favor de los habitantes de colonias, fraccionamientos y localidades del municipio, los cuales fueron beneficiados con consulta y medicamento gratuito.

Indicó que la salud de los duranguenses es prioridad para el Ayuntamiento capitalino, pues es esta el motor para el desarrollo, activación y vida diaria de la ciudadanía; “es por esto que el alcalde Carlos Emilio Contreras Galindo ha instruido a los trabajadores de la dependencia a reforzar los servicios de salud que se otorgan en las brigadas de salud y en el Hospital del Niño”.

Arreola Cháidez mencionó que las condiciones de frío continuarán, por lo que las principales recomendaciones por parte de los galenos para esta temporada siguen siendo consumir abundantes líquidos y alimentos ricos en vitamina C y D, abrigarse correctamente, no utilizar anafres dentro de los hogares para evitar fatales consecuencias y evitar cambios bruscos de temperatura.