Mandó a su marido al “botellón”

La noche del viernes oportuna intervención por parte de los preventivos dejó como resultado el arresto de una persona que estuvo a nada de golpear a su esposa, ya que la tenía sometida a puros gritos.

Fue hasta un domicilio de la colonia Valle Verde a donde un ama de casa solicitó la presencia de los uniformados para detener a su marido.

Según lo manifestado por la mujer al llegar los azules les comentó que su marido de nombre Jaime Martínez, de 38 años, había llegado a la casa en estado de ebriedad y había comenzado a insultarla hasta casi llegar a los golpes, de no ser porque como pudo llamó a la autoridad.

Por tal motivo y ante el estado etílico del hombre, la mujer decidió que se fuera a dormir a la cama de piedra en la delegación, a donde fue trasladado.