Inicio > Noticias > Internacional > Manifestantes presas suspenden huelga de hambre en Nicaragua

Manifestantes presas suspenden huelga de hambre en Nicaragua

Managua, 13 mar (EFE).- Un grupo de ocho mujeres arrestadas en Nicaragua por protestar contra el presidente Daniel Ortega suspendieron una huelga de hambre que sostenían desde el 27 de febrero pasado en prisión, y comenzarán a probar alimentos, informaron este miércoles sus familiares.

“Ellas van a interrumpir su huelga, van a empezar a comer de a poquito porque después de tantos días no pueden consumir muchos alimentos”, dijo Tamara Zamora, madre de la manifestante Amaya Coppens, al hacer el anuncio.

La Comisión Pro Libertad de Presas y Presos Políticos, conformada por los familiares de los manifestantes detenidos, indicó que la huelga de hambre fue suspendida luego de 14 días.

Las mujeres comenzaron la huelga de hambre el mismo día que se iniciaron las negociaciones entre el Gobierno y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, para superar la crisis local, debido a que se sentían como “simples piezas en el tablero donde juegan los que tienen control político y económico”.

Precisamente el retiro de la Alianza Cívica de la mesa de negociación y su anuncio de que no retornará mientras no sean liberados los presos políticos y restablecidas las libertades públicas, disuadió a las convictas de deponer la huelga de hambre, informó el Comité.

Las mujeres consideraron “que el grupo de negociación (Alianza) golpeó la mesa, se paró en una actitud de protesta enérgica en el sentido de no prestarse al juego del Gobierno”, explicó Zamora.

Otra de las razones que consideraron las mujeres en huelga fue la nula atención médica recibida por las autoridades del Sistema Penitenciario Nacional durante su protesta, que dejó temporalmente sin la capacidad de caminar por su cuenta a Mariela Peralta, según denunció su mamá, Mariela Cerrato.

La interrupción de la huelga de hambre, no obstante, no será permanente. “Se va suspender pero no de forma permanente”, sostuvo Zamora.

Junto a Peralta, las mujeres en huelga eran Nelly Roque, Amaya Coppens, Yaritzha Rostrán, Jamileth Gutiérrez, Solanghe Centeno, Johana Delgado y Karla Matus, todas en la celda 4 de la cárcel de mujeres La Esperanza.

Las madres de estas mujeres solicitaron nuevamente la intervención de la Cruz Roja Internacional para conocer el estado de salud de sus hijas.

Nicaragua vive una crisis que, desde abril pasado, ha dejado entre 325 y 561 muertos, de 340 a 777 detenidos, cientos de desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles en el exilio, según organismos humanitarios.

Ortega reconoce 199 muertos y 340 detenidos, a los que llama “terroristas”, “golpistas” o “delincuentes comunes”.

Ortega, quien lleva doce años seguidos en el poder, no acepta la responsabilidad de la crisis ni tampoco las acusaciones generalizadas sobre graves abusos de las autoridades contra los manifestantes antigubernamentales y denuncia ser víctima de un intento de “golpe de Estado fallido”.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha denunciado que el Gobierno de Nicaragua ha cometido crímenes “de lesa humanidad”, mientras que en la Organización de los Estados Americanos (OEA) está en proceso la aplicación de la Carta Democrática Interamericana, lo que podría culminar con su suspensión del organismo continental. EFE