Mantendrán subsidio de 600 mdp a Pensiones

En el paquete económico que enviará el Gobierno del Estado al Congreso se contempla un subsidio de 600 millones de pesos para garantizar tanto el pago de pensiones a los trabajadores jubilados como la operación de la dependencia que atiende este tema, señaló el director de la misma, Francisco Esparza, al manifestar que la aprobación de una nueva ley evitará la liquidación de esta área en la administración.

Al referirse al análisis y discusión de la nueva Ley de Pensiones del Estado, el funcionario manifestó que con las modificaciones que se proponen, se tendrá la posibilidad de mantener en operación el sistema de pensiones que se tiene actualmente, así como garantizar que los trabajadores activos puedan tener un ingreso cuando se retiren.

Entrevistado en la sala de plenos del Congreso local, el funcionario manifestó que las disposiciones que se contemplan en la nueva Ley de Pensiones no darán resultados de manera inmediata, pues las modificaciones que se contemplan tanto en lo que se refiere a las aportaciones de los trabajadores y del gobierno estatal, como en la edad de la jubilación para el personal afiliado, permitirán alcanzar un equilibro financiero a mediano y largo plazo.

A pesar de esta circunstancia, puntualizó que la única opción para mantener en operaciones a la Dirección de Pensiones, así como las prestaciones que ésta cubre para los trabajadores del estado, era realizar las reformas que se consensaron con el Sindicato de Trabajadores de los Tres Poderes así como con la Sección 44 del SNTE, aunque no descartó que en un futuro cercano sea necesaria una nueva revisión en esta legislación.

Recordó que al iniciar esta administración, en el mes de septiembre del 2016, se agotaron los fondos para el pago de pensiones a los trabajadores afiliados, por lo cual desde ese momento fue necesario solicitar al gobierno del estado un subsidio para mantener en operación la dependencia y garantizar el pago de salarios y prestaciones a cerca de 5 mil jubilados.

Con el apoyo del gobernador José Rosas Aispuro Torres, se logró mantener tanto el pago de pensiones como los préstamos para los trabajadores, pero para ello se necesitó un subsidio de 17 millones de pesos cada mes, por lo cual en este año la Dirección de Pensiones recibirá recursos de la Secretaría de Finanzas por 400 millones de pesos, los cuales tendrán que incrementarse a 600 millones para el 2018.

Apuntó que ante este panorama era necesario que se aplicaran medidas para enfrentar la situación que se tenía, pues de lo contrario sería necesario liquidar la Dirección de Pensiones en el mes de febrero del año entrante, debido a que sin las reformas no se tendrían condiciones de mantener esta dependencia ni las prestaciones que ésta cubre.

Recordó el funcionario que las aportaciones que realizan actualmente los trabajadores y el mismo gobierno estatal, se definieron con una esperanza de vida para los jubilados de 60 años, así como con un costo de la vida distinto al que se tiene actualmente, razón por la cual se planteó la necesidad de modificarlos y elevar tanto el porcentaje que cubren afiliados y la parte patronal, como la edad para la jubilación, de tal manera que se pueda dar viabilidad a la Dirección de Pensiones a un largo plazo, pues se necesitarán más de 30 años para que se capitalice de nuevo la dependencia, con el incremento gradual en las aportaciones.