Marcha reclama a Gobierno boliviano más esfuerzo contra la violencia machista

La Paz, 25 nov (EFE).- Alrededor de mil mujeres marcharon por el centro urbano de La Paz la tarde de hoy para protestar contra la violencia machista, reclamar mayores esfuerzos al Gobierno y vencer la pasividad de la sociedad respecto a la lacra que ya se ha llevado la vida de 94 mujeres en lo que va de año en todo el país.


La directora ejecutiva del Centro de Promoción de la Mujer Gregoria Apaza -una ONG radicada en la ciudad de El Alto con más de 30 años de trayectoria-, Tania Sánchez, dijo a Efe que “el Estado en sus distintos niveles, nacional, departamental y local tiene una responsabilidad para disminuir y erradicar la violencia”.

“Hacemos un llamado a toda la sociedad para que nos saquemos la violencia, para desnaturalizar la violencia en todas sus formas, que lamentablemente está expresada mucho más en el cuerpo de las mujeres”, reivindicó.

Sánchez apuntó que, después de 3 años y medio de vigencia de la ley integral contra la violencia machista en el país, “se necesitan mayores recursos, el sistema judicial tiene muchísimo que mejorar y se tienen que fortalecer las distintas instancias y niveles de atención de la ruta de la violencia”.

Además, reclamó más implicación en la lucha contra la violencia a las empresas privadas, medios de comunicación e instituciones educativas y sanitarias.

En una concurrida marcha, los asistentes -la inmensa mayoría mujeres- corearon lemas como “señor, señora, no sea indiferente, matan a mujeres delante de la gente”, “borracho estaba es excusa de cobardes” o “mujer si no luchas, nadie te escucha”.

Rosario Tuco, una asistente a la movilización, declaró que la conciencia social tiene que servir para que las mujeres maltratadas denuncien su situación a las autoridades.

“Estamos hartas”, zanjó Tuco, que pertenece al Centro de Madres Juana Azurduy y opinó que hay que “meter a todos (los maltratadores) a la cárcel”.

Otra mujer que anteriormente trabajó asistiendo a féminas víctimas de violencia como psicóloga a través del Ayuntamiento de La Paz, Eliana Aguilar, destacó que “hay que enseñar a la gente que tiene derechos” y lamentó que “en Bolivia no se respetan las leyes” que protegen a las mujeres.

Gemma Pérez, psicóloga que también estuvo en la manifestación, defendió la necesidad de salir a la calle para “interpelar al Estado por su ineficacia y adormecimiento” respecto a la violencia contra las mujeres.

Pérez defendió que es necesario declarar alerta nacional por la violencia machista (una competencia que tiene el Ministerio de Justicia) y aumentar el presupuesto dedicado a combatirla.

Lamentó que las víctimas de maltrato tiene que pasar “un viacrucis” judicial y burocrático para obtener justicia, algo que implica costes económicos y procesos de “revictimización”.

Defendió la utilidad de manifestaciones y jornadas como la de hoy, día internacional para la erradicación de la violencia machista porque “empezar a hablar es la forma de trabajar en sociedad”.

Según datos de una encuesta sobre violencia machista en Bolivia difundidos hoy por el Instituto Nacional de Estadística, una de cada tres mujeres en el país justifican la violencia contra las mujeres por motivos como desobedecer a la pareja o serle infiel.

En Bolivia, un hombre comete feminicidio casi cada tres días, un delito que implica una pena de cárcel de treinta años sin derecho a indulto. EFE