Inicio > Noticias > Deportes > Mario Arzola, caminando a paso firme por el mundo del futbol

Mario Arzola, caminando a paso firme por el mundo del futbol

La joven promesa duranguense obtuvo un sitio con el club Atlante para competir en la Tercera División Profesional

Caminando a paso firme en busca de cumplir su anhelo de trascender en el futbol profesional, el joven duranguense Mario Arzola Flores fue contratado por el club Atlante de Cancún para contender en la próxima campaña de la Tercera División Profesional.

Mario Arzola es una joven promesa del futbol duranguense y a sus 16 años de edad estuvo dispuesto a dejar las comodidades que le brinda su tierra natal y a su familia para competir al más alto nivel.

Este logro es producto de años de esfuerzo, alimentando el sueño que comenzó desde que dio sus primeros pasos en el mundo del balompié. Mario comenzó cuando apenas superaba los 3 años de edad y desde ahí el futbol ha marcado la pauta en su vida diaria.

“Comencé a jugar  a los 3 años y medio. He tenido un buen desempeño porque siempre le echo muchas ganas”, comenta Mario, al recordar sus primeros pasos en esta demandante disciplina.

Sin embargo, sus cualidades físicas le permitieron destacar no solamente en el futbol sino también en otros deportes como el atletismo y el taekwondo, donde de la mano de su entrenador Roberto Del Castillo obtuvo grades satisfacciones. También continúa con sus estudios de nivel medio superior, algo que reconoce que no es sencillo, pero lo hace con toda la actitud, “ha sido un poco complicado mezclar los estudios con el futbol, pero lo hago con mucho esfuerzo”, expresa el joven jugador.

Pero quizá la razón más importante para seguir el futbol la obtiene de sus familiares, en especial de sus padres Mario y Karina, y de su tío Martín, quienes lo apoyan en todo momento, así lo reconoce Mario, al indicar que “el apoyo de mis padres ha sido muy importante, ellos son mi motivación”.

Mario Arzola es un delantero habilidoso y de gran velocidad, es un “killer” del área que en la zona más importante del campo sabe tomar la mejor decisión, estas cualidades fueron observadas por los visores y es por ello que no la pensaron dos veces antes de proponerle un sitio en la organización, pues vieron a un joven con tremendas cualidades.

“El Atlante es un club muy grande, vine a visorías y me quedé, por el momento acabo de firmar como jugador de la tercera división”, señala Mario.

Su paso por el futbol le ha traído grades satisfacciones, pero el joven duranguense asegura que la mejor ha sido conocer grandes amigos.