Márquez ya es sólido líder en MotoGP aunque su Honda no va como quiere

Juan Antonio Lladós


marc márquezAustin (EE.UU.), 11 abr (EFE).- El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) ya es sólido líder en la clasificación provisional del mundial, en la que cuenta con 21 puntos de ventaja sobre su inmediato perseguidor y eso sin siquiera haber conseguido que la moto funcione como él quiere.

La llegada de los neumáticos Michelin, a tenor de lo que apuntan casi todos los pilotos, parece tener buena parte de culpa; puesto que aún siendo más competitivos que los anteriores Bridgestone, son más críticos y no admiten errores, lo que da un valor añadido al rendimiento de los pilotos y, en particular, a la regularidad que demuestren durante el campeonato.

Si algo ha aprendido Marc Márquez de la pasada temporada y gracias en parte a la mesura impuesta por su representante, Emilio Alzamora, es a saber esperar una oportunidad mejor pero estar siempre ahí, y eso es lo que ha hecho el piloto de Repsol.

No lo vio claro en Qatar y supo aguantar el tipo para conformarse con la tercera posición en Losail, pero después, tanto en Argentina como en Austin, vio su oportunidad y la supo aprovechar a la perfección, mientras que quienes deben ser sus rivales directos en la carrera por el título, el vigente campeón del mundo, Jorge Lorenzo, el italiano Valentino Rossi y su propio compañero de equipo, Dani Pedrosa, ya saben lo que es fallar.

Lorenzo se cayó en Argentina y Rossi y Pedrosa lo han hecho en Austin, lo que a la postre representa “regalar” unos puntos muy importantes a su rival, que sabe de lo valioso de ser regular, algo que podría acabar convirtiéndose en determinante si es cierto que los neumáticos Michelin no admiten errores.

Así, Marc Márquez llega a la cita con el Viejo Continente, siempre por la puerta de Jerez de la Frontera, con una ventaja de casi una carrera, 21 puntos por los 25 que da una victoria, lo que ya empieza a ser confortable, pero hasta él mismo sabe, y así lo ha declarado, que es importante no confiarse pues el campeonato de verdad llega ahora, en las carreras de Europa.

Será a partir de ahora cuando Michelin cuente con muchos más datos de sus anteriores permanencias en el campeonato, pues no hay que olvidar que tanto Argentina como Austin llegaron al mundial, cuando en éste el proveedor único de neumáticos era Bridgestone y quizás por este motivo el fabricante francés no contaba con toda la información necesaria para conseguir los mejores compuestos.

En cualquier caso no le falta razón al piloto de Repsol Honda cuando asegura que el mundial no ha hecho más que empezar y al final serán los mismos quienes se jueguen el título, si bien ahora están mucho más cerca los pilotos de Suzuki, que en Austin han logrado sus mejores resultados de la temporada y desde el regreso de la marca al campeonato.

Una lástima la mala suerte del italiano Andrea Dovizioso, empeñado en demostrar su valía pero condenado a acabar fuera de carrera por los errores de otros.

En Argentina le tiró su propio compañero de equipo, Andrea Iannone, cuando iba camino de ser segundo, y aquí, en Austin, ha sido el español Dani Pedrosa quien, involuntariamente, le arrolló con su moto al perder el control de la misma cuando defendía el tercer peldaño del podio.

Pol Espargaró (Yamaha YZR M 1) es otro de los que ha sabido estar a las duras y a las maduras y, al puntuar en todas las carreras disputadas hasta la fecha, se puede vanagloriar de ocupar la cuarta posición del campeonato, su mejor resultado con diferencia, si bien es cierto que seguramente le cueste mantener tan privilegiada posición mucho tiempo, máxime al tener por detrás a pilotos de la talla de Dani Pedrosa o los oficiales de Ducati, Dovizioso e Iannone. (1)EFE