Más coincidencias que diferencias en único debate presidencial en Paraguay

Agencia EFE

Asunción, 15 abr (EFE).- El candidato del gobernante Partido Colorado, Mario Abdo Benítez, y el de la alianza opositora Ganar, Efraín Alegre, mostraron hoy más coincidencias que diferencias programáticas en el único debate electoral antes de las elecciones generales del 22 de abril.

Con matices, ambos apuntaron similitudes en necesidades imperiosas como la reforma de la Justicia a través de una reforma constitucional, de la educación, de la salud o en la lucha contra la corrupción institucional.

Sin entrar en el enfrentamiento ni en las alusiones directas, ambos fueron respondiendo a las preguntas de los tres periodistas que moderaron el acto, encuadradas en cinco áreas temáticas, durante el debate celebrado en el Banco Central del Paraguay y transmitido en todos los canales del país.

Una de las grandes coincidencias fue la reforma del Poder Judicial mediante una reforma de la Constitución como forma de crear seguridad jurídica y atraer la inversión extranjera.

“Paraguay no tiene ninguna “chance” de poder desarrollarse con este Poder Judicial. El Poder Judicial es incapaz de ofrecer seguridad jurídica”, indicó Alegre.

En un sentido, Abdo Benítez destacó que es necesario “liderar un proceso institucional” y “despolitizar” la Justicia para “dar el salto cualitativo”.

“Uno de los impedimentos para el mayor desarrollo de nuestro país es la falta de credibilidad del Poder Judicial, definitivamente. Estoy comprometido en liderar un proceso de reforma estructural del Poder Judicial y de forma y de cambio de hombres. De nada sirve una reforma estructural con hombres moralmente dañados”, dijo el colorado.

Tampoco hubo grandes disonancias en el bloque sobre política impositiva en Paraguay, que con cerca de 7 millones de habitantes cuenta con 769.143 contribuyentes registrados y obtiene la mayor parte de sus ingresos tributarios a través de los gravámenes indirectos, según los datos oficiales.

En ese sentido, Abdo Benítez, apostó por ampliar la base tributaria, mientras que Alegre, de la alianza opositora Ganar, defendió un incremento “progresivo” del Impuesto a la Renta Personal.

“Necesitamos trabajar intensamente en un sistema impositivo que sea mas justo”, indicó Alegre.

Abdo Benítez, subrayó que “independientemente de revisar nuestra ecuación tributaria, nuestra primera apuesta va a ser aumentar nuestra base recaudativa”.

El conservador también habló de más control en aduanas, mayor lucha contra la evasión y de “sustituir una burocracia parásita por una productiva”.

Antes de eso, Alegre reiteró su promesa de reducir las tarifas de electricidad y de utilizar las dos hidroeléctricas del país, Itaipú, compartida con Brasil, y Yacyretá, con Argentina, como “factor de desarrollo” y de creación de empleo.

Hubo también similitudes en el abordaje de la mejora de la educación, con los dos candidatos de acuerdo en aplicar una inversión en el sector que alcance el 7 % del PIB, como recomienda la Unesco, frente al 4,5 % del PIB actual.

La primera parte del debate tocó cuestiones relacionadas con la inclusión social y, en particular, de la integración femenina en la vida pública y política.

Los dos aspirantes a la Presidencia se pronunciaron sobre la Ley de Paridad Democrática, pendiente de ser votada en Diputados, y sobre la necesidad de garantizar la participación de las mujeres.

Abdo Benítez recordó que durante su etapa como presidente del Senado impulsó esta ley, mientras que Alegre invitó a aprobarla ya, sin necesidad de esperar a que pasen las elecciones.

Y Alegre añadió que esa paridad estará reflejada en su Gabinete si gana las elecciones.

Sobre la seguridad, Abdo Benítez defendió la misión de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) en el norte del país, zona que más sufre la violencia de la guerrilla Ejército del Pueblo Paraguayo, a pesar de las críticas a ese cuerpo por su falta de resultados.

Por su parte, Alegre insistió en su intervención que “el gran problema del Paraguay de hoy es el narcotráfico y el crimen organizado, y se resuelve con voluntad política y organización de todos los sectores”.

Abdo Benítez y Alegre son los candidatos con más posibilidades de alcanzar la Presidencia en las elecciones generales del 22 de abril. EFE