Más de 1.000 detenidos durante protestas en Rusia, según medios


Moscú, 10 sep (EFE).- Más de 1.000 personas fueron detenidas ayer durante la jornada nacional de protesta contra la reforma de las pensiones convocada por el líder opositor Alexéi Navalni, que cumple una pena de 30 días de cárcel por organizar otra manifestación no autorizada a principios de este año, informaron hoy medios rusos.

Según el portal OVD-info, los arrestados durante las protestas en decenas de ciudades de Rusia ascienden a 1.018 y casi la mitad de las detenciones (452) se practicaron en San Petersburgo, la segunda ciudad del país.

El segundo lugar en número de detenidos (al menos 183) correspondió a Yekaterimburgo, capital de los Urales.

Las autoridades, por su lado, rebajaron la cifra de detenidos en al menos tres veces.

El Sindicato de Periodistas de Rusia indicó que durante la cobertura de las concentraciones de ayer tres informadores fueron agredidos por la policía y quince quedaron detenidos.

Los medios de Yekaterimburgo exigieron a las fuerzas del orden la libertad de sus compañeros, que quedaron bajo custodia policial, pese a comunicar a las autoridades que asistían a las protestas como periodistas.

El portavoz del departamento del Interior en la región, Valeri Gorelij, afirmó que la policía no ve diferencia entre periodistas y manifestantes, señala el diario opositor “Novaya Gazeta”.

Las protestas contra la reforma de las pensiones en Rusia, que prevé la subida de la edad de la jubilación, fueron autorizadas solo en 12 localidades, mientras las autoridades de otras 59 ciudades, entre ellas Moscú y San Petersburgo, rechazaron las solicitudes para su organización.

Pese a ello, en las acciones convocadas por Navalni participaron entre 60.000 y 80.000 personas en todo el país, según los partidarios del líder opositor.

Se espera que la mayoría de los detenidos quede hoy en libertad con citaciones para comparecer más tarde ante un juez, aunque algunos manifestantes pueden enfrentarse a penas de prisión tras ser acusados de agresión a agentes del orden.

Por su parte, el Kremlin defendió hoy la actuación policial durante las protestas, ante las acusaciones de uso de la fuerza contra los participantes en medios de comunicación y redes sociales.

“La policía actúa en el marco estricto de la ley. Las acciones (de protesta en las que se registraron denuncias por cargas policiales) no fueron autorizadas”, dijo el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov.

Agregó que “nuevamente se incitó a los menores a participar en actos no autorizados”, en alusión a otras protestas organizadas por Navalni, donde la mayoría de los asistentes eran estudiantes.

Peskov aseguró que entre los participantes de ayer hubo también “provocadores” que agredieron a agentes, algo “inaceptable y castigado por ley”.

Al mismo tiempo, llamó a investigar una por una las detenciones de periodistas durante la cobertura de las manifestaciones.

Las protestas coincidieron con los comicios regionales y locales celebrados en 80 de las 85 entidades de la Federación de Rusia. EFE