Inicio > Noticias > Internacional > Más de 400 detenidos en la Cachemira india, región que sigue incomunicada

Más de 400 detenidos en la Cachemira india, región que sigue incomunicada

Nueva Delhi, 8 ago (EFE).- Más de 400 políticos, activistas y líderes separatistas han sido detenidos en la Cachemira india para contener las protestas tras la decisión de Nueva Delhi de abolir la autonomía de la región, mientras prosigue el impuesto corte absoluto de las comunicaciones en casi todo el territorio.

A lo largo de la última semana alrededor de “400 personas, incluidos tres empresarios y un profesor universitario, líderes separatistas y activistas han sido detenidos por la Policía” en Cachemira, informaron funcionarios de seguridad, que pidieron el anonimato, al diario “Indian Express”.

Los arrestos se practicaron al tiempo que se imponía en la región una serie de medidas de seguridad previas al anuncio el lunes de que el Gobierno indio presentaba en el Parlamento una ley que decidía el fin de la autonomía del estado dividiéndolo en dos territorios, ahora bajo control federal.

La medida fue aprobada en las dos cámaras del Parlamento en menos de 48 horas sin que se supieran detalles de la reacción del pueblo cachemir debido a la suspensión de internet, el servicio telefónico, las prohibiciones de reunión y el desalojo de los visitantes y turistas.

Algunos canales de televisión consiguen esquivar el aislamiento informativo con retransmisiones vía satélite, como NDTV, y las imágenes que emiten muestran calles desiertas de civiles, con decenas de militares cada pocos metros entre barricadas, o en las que se ve el caos en los hospitales con ciudadanos que califican la situación de “infierno”.

Edificios oficiales y hoteles han sido utilizados por las fuerzas de seguridad para retener a los líderes políticos, en un intento por prevenir los discursos de instigación a la protesta y la agitación civil, según “Indian Express”.

La exjefa de Gobierno de Jammu y Cachemira Mehbooba Mufti, del Partido Popular Democrático (PDP), fue trasladada desde un hostal a otro, después de que la antigua aliada de la fuerza gobernante BJP, del primer ministro indio, Narendra Modi, lograse enviar un mensaje para pedir a dos parlamentarios de su formación que renunciaran a la Rajya Sabha (Cámara alta).

La jefa del PDP, junto con el también ex jefe de Gobierno Omar Abdullah, fueron puestos bajo arresto domiciliario poco antes de que el Ejecutivo presentase la orden presidencial para derogar el estatus especial de Cachemira.

De acuerdo con la agencia india PTI, una manifestación de unas 300 personas tuvo lugar hoy en Kargil, en el territorio de Ladakh, que formaba parte del recién desintegrado estado de Jammu y Cachemira, y varias de ellas fueron detenidas después de un enfrentamiento con las autoridades.

El líder político y empresario Nasir Hussain Munshi, quien se encontraba en la marcha, denunció que el Gobierno está “violando los derechos fundamentales” de los ciudadanos.

Efe ha intentado, sin éxito, contactar a las autoridades para obtener información sobre la situación en la región.

Las detenciones fueron denunciadas esta semana por la organización Human Rights Watch (HRW), que pidió “moderación” al Gobierno en la aplicación de las medidas de seguridad en el territorio.

Un contingente extra de 25.000 miembros de las fuerzas de seguridad ha sido desplegado en la Cachemira india, uno de los territorios ya de por sí más militarizados del mundo que se disputan la India y Pakistán. EFE

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: