Más de mil asistentes en el funeral de mujer palestina muerta en Cisjordania

Jerusalén, 13 oct (EFE).- Más de mil personas asistieron hoy al funeral de Aisha Mohamed Talal al Rabi, quien murió anoche cuando colonos judíos arrojaron piedras a su coche en el sur de Nablus, en la Cisjordania ocupada, según fuentes palestinas.

Al Rabi, de 48 años y madre de ocho hijos según la agencia de noticias independiente Maan, fue enterrada en la localidad de Bidya, en la que vivía, en el norte de Cisjordania.

Además, se declaró hoy una huelga general en el pueblo en señal de duelo y protesta y todos los negocios permanecieron cerrados.

La Policía israelí informó del incidente, en el que se sospecha que colonos arrojaron piedras al vehículo en el que viajaba Al Rabi con su marido, y anunció que se ha abierto una investigación al respecto.

Fuentes palestinas aseguraron que un grupo de colonos atacó por la noche el coche de la pareja en las cercanías de Zaatara, hiriéndola a ella en la cabeza y dejando a su marido también herido.

Al Rabi fue trasladada a un hospital cercano en Nablus donde los médicos registraron su muerte poco tiempo después.

Este es el último incidente de una semana violenta en Cisjordania; el jueves dos israelíes resultaron heridos en un ataque con arma blanca en la entrada de la base militar Territorial de Samaria y el domingo un palestino mató a dos israelíes en un ataque con arma de fuego en una fábrica de la zona industrial de Barkán, en territorio ocupado.

Las dos víctimas, Ziv Hajbi, de 35 años, y Kim Yehezkel Levengrond, de 29, fueron enterrados el domingo y el lunes.

La operación militar de captura del atacante, Ashraf Waleed Suliman Naalwa, de 23 años, continúa. EFE