Mataron al que habían contratado para “arreglar” seguro millonario, pero algo salió mal; ya están tres en la cárcel y falta uno

Auténtica historia saltense sacada de ultratumba…

Agentes investigadores adscritos al grupo de Delitos Contra la Vida y la Integridad Corporal, realizaron la detención de quienes responden a los nombres de Juan Fermín “N”, de 27 años de edad; Miguel Fernando “N”, de 38; y Jesús “N”, de 44; todos con domicilio en El Salto, perteneciente a Pueblo Nuevo, Dgo., vinculados por el delito de homicidio calificado, en perjuicio de quien en vida respondiera al nombre de Luis Alejandro González Ramírez, de 32 años, con domicilio en la colonia La Victoria de la localidad antes citada.

Hechos ocurridos el 18 de octubre del 2017, cuando el ahora occiso fue privado de la vida por una persona del sexo masculino (prófugo), en un aserradero ubicado en el poblado antes citado, ya que los ahora imputados habían convencido a Luis Alejandro de nombrarlos beneficiarios de tres seguros de vida de aproximadamente 3 millones de pesos, y para cobrar dicha cantidad contrataron los servicios del primero en mención.

Puntualizar que el prófugo le entregó a los imputados un resto óseo (mano) del occiso, con el fin de que los familiares certificaran el fallecimiento del asegurado, realizando el 1 de noviembre una llamada anónima reportando el hallazgo, siendo este en el kilómetro 33 de la carretera Durango-Mazatlán, lugar al que acudieron las autoridades a corroborar el suceso.

Cabe señalar que tras realizar los estudios de ADN se determinó que el miembro encontrado correspondía al cuerpo de Luis Alejandro, quien había sido visto por última vez el 2 de octubre del 2017.

Sin embargo, el cuerpo no ha sido localizado, ya que según las declaraciones de los hoy detenidos, fue el prófugo quien se encargó del occiso.

Mencionar que el 6 de abril del año el curso, gracias a las indagatorias por parte de agentes investigaciones del grupo de homicidios, se logró ubicar a los implicados tras acudir a cobrar el seguro, y mediante una orden de aprehensión, fueron detenidos en una de las calles de El Salto, Pueblo Nuevo, Dgo., quedando a disposición de la autoridad correspondiente por la responsabilidad que les resulte.