Matthew se posa sobre isla Gran Bahama y cierne sus efectos en este Florida

Miami (EE.UU.), 6 oct (EFE).- El ojo del “extremadamente peligroso” huracán de categoría 4 Matthew alcanzó hoy el oeste de la isla Gran Bahama, donde, al igual que en el este de Florida, se registran aguaceros y fuertes vientos, informó hoy el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU.


Matthew se debilitó ligeramente, aunque mantiene la categoría 4 de la escala Saffir-Simpson, y presenta vientos máximos sostenidos de 130 millas por hora (210 km/h), con los que se espera se acerque a la costa central de Florida el viernes.

El “extremadamente peligroso” ciclón se encuentra a 15 millas (25 kilómetros) al oeste-noroeste de Freeport, en la isla Gran Bahama, y a 75 millas (120 kilómetros) al este de West Palm Beach, en el sureste de Florida.

El sistema se desplaza hacia el noroeste con una velocidad de traslación de 13 millas por hora (20 km/h), indicó el CNH en su boletín de las 24.00 GMT.

Tras su paso por Freeport, el ojo de Matthew prevé un movimiento hacia el norte noroeste y se colocará más cerca de la costa este de la península floridana, donde se mantendrá hasta el viernes por la noche, advirtieron los meteorólogos del CNH.

Matthew es un huracán de categoría 4 en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de un máximo de 5, y “podría registrarse un cierto fortalecimiento adicional”, aunque los expertos vaticinan que se mantendrá como huracán de categoría 4 mientras se acerca a la costa floridana.

Matthew recobró hoy fuerza de categoría 4 su paso por Bahamas, mientras las bandas de lluvia de los bordes exteriores comenzaron en la tarde a llegar al sureste de la península floridana.

Las “condiciones ciclónicas” se sentirán primeramente en las zonas que se encuentran bajo aviso de huracán en Florida, para luego extenderse el viernes hacia el noroeste, mientras que en las próximas horas estarán presentes las “condiciones de tormenta tropical”.

Además, las “condiciones de huracán serán posibles en las áreas de vigilancia en el noreste de Georgia y Carolina del sur el próximo sábado”, agregó el CNH.

Permanece activo un aviso de huracán (paso del sistema en 36 horas) para el centro de Bahamas, incluidos Long Island, Exuma, Rum Cay, San Salvador, Cat Island y el noroeste de este archipiélago, con Abacos, la isla de Andros, Berry, Bimini, Eleuthera, Grand Bahama y Nueva Providencia.

La porción que se extiende desde el norte de Golden Beach hasta el sur de Boca Ratón, en Florida, que incluye el condado Broward, se ha degradado a aviso de tormenta tropical

Sigue en efecto aviso de huracán desde el norte de Boca Ratón hasta South Santee, en Carolina del Sur, además del Lago Okeechobee.

El centro meteorológico emitió un nuevo aviso de tormenta tropical desde dicho río hasta la ciudad de Surf City, en Carolina del Norte.

Se retiró el aviso de tormenta tropical entre Chokoloskee y Golden Beach, en Florida.

Hay una vigilancia de huracán (paso en 48 horas) desde el norte de Altamaha Sound hasta el sur del río Santee, en Carolina del Sur, y un aviso de tormenta en activo desde Chokoloskee hasta Golden Beach y los cayos de Florida, es decir, desde el puente de las Siete Millas hacia el este hasta la bahía de Florida.

El huracán, que ya ha pasado por Haití y Cuba, está causando torrenciales aguaceros, fuertes vientos e inundaciones en las zonas donde tocó tierra, además de peligrosos deslizamientos.

En Haití, el Gobierno ha informado hoy que el paso de Matthew ha dejado hasta el momento al menos 264 muertos.

El gobernador de Florida, Rick Scott, advirtió hoy de que “millones de floridanos se quedarán sin luz eléctrica” tras el embate de este temible huracán.

El presidente Barack Obama firmó hoy una declaración de emergencia para los estados de Florida y Carolina del Sur ante la amenaza del huracán Matthew, que permite destinar ayuda federal a los esfuerzos estatales y locales para hacer frente a las “condiciones de emergencia” provocadas por Matthew.

Scott alertó de que un impacto directo de Matthew en Florida podría causar una destrucción masiva como no se ha visto en el estado desde el paso del huracán Andrew en 1992, y solicitó una declaración de emergencia para la región por parte del presidente Obama.

Los expertos advirtieron también de la peligrosa “combinación de marejada ciclónica y grandes olas destructivas que pudieran aumentar el nivel del agua del mar” y causar inundaciones en las zonas costeras.

De acuerdo con el centro meteorológico, Matthew, que llegó a tener la categoría 5, es el huracán más poderoso que se ha formado en el Atlántico desde Félix, en 2007, que causó más de 130 muertos a su paso por Nicaragua.

En esta temporada de huracanes en el Atlántico se han formado catorce tormentas tropicales, de las que seis se han convertido en huracanes (Alex, Earl, Gastón, Hermine, Matthew y Nicole). EFE