Mattis no descarta retomar maniobras con Corea del Sur el próximo año

Washington, 28 ago (EFE).- El secretario del Departamento de Defensa de EE.UU., James Mattis, no descartó que se retomen el próximo año las maniobras conjuntas con Corea del Sur, que fueron suspendidas el pasado mes de junio como gesto “de buena voluntad”.

“Suspendimos algunas maniobras por orden del presidente (Donald Trump) como muestra de buena voluntad. Pero no las suspendimos todas (…). Vamos a ver cómo va la negociación y después calcularemos qué hacemos el año que viene”, dijo Mattis durante una rueda de prensa en el Pentágono.

Esta declaración coincide con un momento crítico en las negociaciones entre Washington y Pionyang después de que el propio Trump decidiera cancelar el viaje que el secretario de Estado, Mike Pompeo, tenía previsto realizar esta semana a Corea del Norte ante la falta de “progresos” en las negociaciones.

Mattis afirmó, además, que más allá de las maniobras suspendidas su país desarrolla en la región diversos ejercicios militares que nunca han sido cancelados, por lo que en realidad, sostuvo, el Pentágono apenas ha alterado su “planificación”.

El responsable de la Cartera de Defensa estadounidense evitó pronunciarse sobre las recientes informaciones que apuntan a que, a pesar de los acuerdos alcanzados en Singapur por el presidente Donald Trump y el líder norcoreano, Kim Jong-un, Pionyang podría haber continuado con su programa de armamento nuclear.

“Prefiero dejar la responsabilidad sobre el tema en los hombros de Pompeo”, señaló Mattis, quien no obstante defendió que sí que se han producido algunos “progresos” desde el encuentro que ambos líderes mantuvieron el pasado 12 de junio.

Con estas palabras, el secretario parecía referirse a la reciente entrega por parte de Corea del Norte de 55 urnas que presuntamente contienen los restos de soldados estadounidenses desaparecidos en la Guerra de Corea (1950-1953) y a la suspensión de los ensayos nucleares.

Cuestionado por la evidente decepción de la Casa Blanca sobre la falta de avances, Mattis se limitó a señalar: “Todos sabíamos que este iba a ser una negociación larga”. EFE