Maximiliano Marroquín Méndez fue nombrado hijo de Dios

En una emotiva ceremonia religiosa llevada a cabo en la acogedora Catedral Basílica Menor, ubicada en el centro histórico de esta ciudad, Maximiliano Marroquín Méndez recibió las aguas bautismales del Jordán, convirtiéndose así en nuevo hijo de Dios.

El pequeño fue encaminado hasta el altar por sus queridos padres, los señores  María Fernanda Méndez Fierro y Jorge Alberto Marroquín Zavala, quienes lo acompañaron con gusto para que fuera bendecido.

En esta ocasión los responsables de otorgarle la vela, el rosario y el ropón, fueron los señores Saira Erika Escárcega Fierro y Martín Arnoldo Portillo A., quienes contentos aceptaron el cargo y, frente a Dios, juraron estar siempre al pendiente de su ahijadito  para guiarlo por el buen camino.

Durante la misa el sacerdote celebrante les pidió a papás y padrinos del  pequeño Maximiliano  cuidarlo y llevarlo por el buen camino de Dios como lo indica la Iglesia Católica.

Al término de la misa familiares y amigos de la familia Marroquín Méndez se dirigieron a una hermosa recepción la cual tuvo lugar  en El Pueblito, donde se desarrolló el convivió en honor al nuevo hijo de Dios.

El pequeño recibió congratulaciones y bendiciones por parte de otros seres queridos además de bonitos obsequios, entre los presentes estuvieron sus preciados abuelitos, tíos y primitos, los cuales le desearon lo mejor  a Maximiliano en este significativo día.

Para los invitados no pudo faltar una rica  comida  y algunas  refrescantes bebidas  las cuales fueron preparadas para este gran festejo.

Sin duda alguna la bonita  familia Marroquín Méndez disfrutó de este extraordinario día de celebración, el cual estuvo lleno de alegría y mucha diversión  en el  que su pequeño hijo ingresó a la familia católica.

¡Enhorabuena!