“Mayor cambista de Brasil” obtuvo ciudadanía paraguaya en 2017

Última Hora

Asunción, 7 may (EFE).- Darío Messer, conocido como el “mayor cambista de Brasil” y bajo una orden internacional de captura, obtuvo la nacionalidad paraguaya en abril de 2017 por parte de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), según un documento difundido hoy por la prensa local.

La resolución de la Corte Suprema señala que Messer, brasileño de nacimiento, comenzó el proceso para obtener la nacionalidad paraguaya en septiembre de 2013 y que ya contaba con la admisión permanente en el país y la cédula de identidad.

El documento acredita también su residencia ininterrumpida en Paraguay desde 1993, en la localidad de Hernandarias, en la frontera con Brasil.

Los trámites para lograr la nacionalidad se prolongaron hasta 2017, cuando los ministros de la Corte Suprema firmaron el documento que ha trascendido a los medios.

Entre esas rúbricas se encuentra la de la exministra del Supremo Alicia Pucheta, que renunció a su cargo hace unos días a la espera de que el Congreso trate este miércoles su designación como vicepresidenta de Paraguay, en sustitución de Juan Afara.

Los medios locales han destacado en los últimos días una relación de amistad entre Messer y el presidente de Paraguay, Horacio Cartes, y han publicado fotos de ellos en un viaje a Jerusalén.

Las autoridades paraguayas mantienen la búsqueda del brasileño tras el allanamiento infructuoso el sábado en una lujosa vivienda en el este del país suramericano.

El jefe del departamento Interpol en Paraguay, el comisario principal Luis Arias, indicó hoy a Efe que no pueden descartar que Messer permanezca en Paraguay, ya que el departamento de Migraciones no ha registrado su salida por ninguna frontera.

Sin embargo, tampoco cerró la posibilidad a que pudiera haber salido de forma ilegal de Paraguay ante la porosidad de ciertas fronteras.

Arias aseguró que la investigación sobre Messer sigue abierta en Paraguay ya que sobre él recae “una “alerta roja internacional de captura”, al igual que sobre otras 42 personas, en el marco de un megaoperativo contra delitos financieros.

La semana pasada se desarrolló en Paraguay, en seis estados brasileños y en Uruguay una operación de captura internacional que dio como resultado 33 detenciones en los dos último países, y Messer es uno de los que sigue prófugo.

Esta operación internacional tiene como punto de mira un grupo de cambistas de Brasil que, según la confesión de dos acusados, habría conseguido mover 1.600 millones de dólares en 52 países de forma ilícita.

De acuerdo con las investigaciones de la Fiscalía de Brasil, Messer recibía el 60 % de los beneficios de las operaciones de cambio, pues era el responsable de aportar recursos y dar lastre a las operaciones.

Según la Fiscalía brasileña, como dueño de casas de cambio, Messer era quien daba respaldo a las operaciones con su nombre y se responsabilizaba de la captación de clientes.

La operación de detención del pasado jueves se apoyó en la confesión de los cambistas Vinícius Vieira Barreto Claret, conocido como “Juca Bala”, y Cláudio Fernando Barbosa, alias “Tony” o “Peter”, acusados de trabajar para el grupo delictivo dirigido por el exgobernador de Rio de Janeiro Sergio Cabral, preso por corrupción.

Claret y Barbosa, considerados por la Fiscalía de Brasil como “los cambistas de los cambistas”, revelaron la existencia de un sistema llamado “Bank Drop” compuesto por 3.000 empresas con ventajas fiscales en 52 países y que realizó transacciones por valor de 1.600 millones de dólares. EFE