Mayor partido de Panamá elegirá en primarias entre la juventud y la veteranía

Eldiario.es

Panamá, 15 sep (EFE).- El histórico Partido Revolucionario Democrático (PRD), primera fuerza política de Panamá, definirá en las elecciones primarias de mañana su rumbo a los comicios de mayo de 2019 entre una nutrida oferta de candidatos jóvenes y veteranos.

Solo para definir quien será su candidato presidencial tiene a 17 militantes, desde los veteranos como el expresidente Ernesto Pérez Balladares (1994-1999) o el exministro de Trabajo Mitchell Doens, pasando por los contemporáneos Laurentino “Nito” Cortizo, Gerardo Solís o Juan de Dios Caballero, a la juvenil Zulay Rodríguez.

Pero además tiene su candidato anónimo, según el boletín oficial del Tribunal Electoral, un tal “El Profe” con su número de cédula, o a “Supermán” Saldaña, un exmilitar de las Fuerzas de Defensa de Manuel Antonio Noriega.

Sus 506.920 adherentes definirán qué rumbo tomará el PRD, desde los representantes de corregimiento, pasando por los concejales, alcaldes, diputados y presidencia, en una lucha política que se ha polarizado entre tres líderes: Pérez Balladares, Cortizo y la diputada Rodríguez.

Las bases, alentadas por sus candidatos locales, son jóvenes en su gran mayoría, y son las que pueden repetir la decisión de hace unos 15 años de hacer candidato al treinteañero en aquel entonces Martín Torrijos (2004-2009), hijo del fundador y caudillo del partido, el fallecido dictador y general Omar Torrijos.

Precisamente, 37 años después de la muerte del militar que logró que Panamá recuperara su dignidad al comprometer a Estados Unidos a devolver el Canal interoceánico en 1999, lo cual se cumplió, aún se evoca “su pensamiento” y su “llamado a la unidad” en torno a una causa común, el futuro del país, luego de diez años fuera del poder.

Al menos Pérez Balladares y Cortizo han coincidido en que si en las próximas elecciones el PRD no gana el poder, puede desaparecer como partido, y, desde su perspectiva, el país puede irse por el despeñadero porque consideran que tanto el Gobierno de Ricardo Martinelli (2009-2014), como el de Juan Carlos Varela (2014-2019), pese a sus multimillonarias inversiones, han puesto en peligro la economía.

Desde el retorno a la democracia, tras la invasión de EE.UU. para derrocar a Noriega en diciembre de 1989, no ha habido Gobierno panameño que no haya contado -en público o privado- con los tecnócratas que el general Torrijos mandó a prepararse a las mejores escuelas de Economía, algo que también su hijo Martín repitió.

Pero a ellos no les fue posible contener el afán de invertir y endeudar al país que tuvo Martinelli, hoy preso por un caso de violación a las telecomunicaciones privadas, tónica que, aunque más lenta, ha continuado su sucesor y exvicepresidente Varela, llevando la deuda pública a más de 24.000 millones de dólares, de los 10.400 millones que alcanzaba en 2010.

Ese es el panorama que se perfila para el PRD de lograr escoger mañana la fórmula ganadora de candidatos para los puestos de elección de mayo de 2019, entre los 17 precandidatos presidenciales, 247 que buscan ser candidatos a diputados (71), 370 a alcaldes (75) y 25 a concejales, mientras que para representantes de corregimiento hay 2.144 aspirantes (620 cargos en todo el país).

Precisamente esto últimos son los que “mueven las masas”, ahora más que nunca porque tienen más influencia al recibir fondos del Estado producto de la descentralización, para obras públicas.

Otro factor que se verá mañana si influye en su militancia es la ácida campaña #NoALaReelección, que en redes sociales ha arrinconado a todos los diputados actuales, vilipendiados por su demostrada falta de transparencia y rendición de cuentas en la Asamblea Nacional, muchos de ellos aspirando a repetir en el cargo.

Ello será determinante porque, al igual que los otros grandes partidos del país, el PRD es controlado por una junta directiva mayoritariamente de diputados, con Pedro Miguel González al frente, quien hoy llamó por redes sociales “a votar temprano” para escoger los que atajen “diez años de despilfarro de la riqueza nacional y de desgobierno” porque “Panamá nos necesita”. EFE