Mayoría de trabajadores desearía formar parte de economía formal por beneficios

México, 3 May (Notimex).- Los mexicanos que laboran en la informalidad estarían dispuestos a cambiarse al sector formal por un salario menor a 10 mil pesos, debido a los beneficios de salud y retiro que se obtienen, reveló la Encuesta Anual de la Asociacion Mexicana de Afores (Amafore) 2017.

El presidente de la Amafore, Carlos Noriega, destacó que la formalidad si es una aspiración para la mayoría de los trabajadores en México, a pesar de que esto conlleva el pago de impuestos, pues 75 por ciento de quienes están en la informalidad dicen que se cambiaría a un empleo con seguridad social o prestaciones, y menos de la mitad (45 por ciento) de quienes ya las tienen renunciarían a ellas para trabajar por su cuenta.

Durante la presentación del estudio, se expuso que 71 por ciento de los encuestados informales pediría menos de 10 mil pesos de salario en un empleo formal, lo que demuestra que las personas en la actualidad tienen un ingreso menor; en tanto, 49 por ciento de los trabajadores formales estaría dispuesto a renunciar a sus prestaciones por ese mismo ingreso.

Para el 73 por ciento de los encuestados es muy importante tener un empleo con prestaciones, como clínicas de medicina familiar del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), 76 por ciento seguro de vida, 77 por ciento retiro por desempleo, 82 por ciento seguro de accidentes de trabajo, 85 por ciento pensión para su retiro.

La encuesta presentada este miércoles reveló también que tanto formales como informales piensan que seguirán trabajando después de alcanzar la edad de retiro, de 65 años, debido a que su ingreso para mantener su nivel de vida actual será insuficiente.

Esta sexta encuesta, que este año se enfocó en el conocimiento de las percepciones, actitudes y comportamiento de los trabajadores respecto al empleo formal e informal, indicó que solo 26 por ciento de los trabajadores formales y 19 por ciento de los informales piensa dejar de trabajar y vivir de su pensión, dejar de trabajar y vivir de sus ahorros o dejar de trabajar y esperar que la familia los ayude con sus gastos.

Esto debido a que 67 por ciento de los trabajadores formales considera que su pensión será insuficiente para vivir como lo hace en la actualidad cuando llegue la edad de retiro, mientras que 73 por ciento de los informales tiene esta consideración.

Por ello, para tener más ingresos, 89 por ciento de las personas en la formalidad piensa en tener o empezar un negocio propio, mientras que 87 por ciento de los informales indica que tomarán este camino.

Lo anterior, se debe a que más de la mitad de los encuestados (tres mil personas) considera que al momento del retiro necesitará el total o más de su ingreso actual.

En este sentido, más de 70 por ciento de las encuentados considera que el gobierno tiene la obligación de dar apoyo para la manutención de las personas.

En este sentido, Noriega Curtis destacó que lograr que todos los trabajadores en México cuenten con los beneficios de seguridad social es una asignatura pendiente, sin embargo, estos resultados muestran información fundamental para el diseño de políticas públicas que consideren la cobertura universal.