Me canso ganso; acabaré con la corrupción en México

  • Andrés Manuel López Obrador cierra campaña en Durango
  • No habrá nuevos impuestos, tampoco “gasolinazos” ni aumento de precios

México está contento. Atraviesa por un ambiente de alegría por el cambio que viene para el día primero de julio. Se refleja todo en los resultados de las encuestas. Estamos a pocos días de la elección y seguimos con una ventaja de entre 25% y 30% sobre nuestro más cercano perseguidor. Este arroz ya se coció… subrayó el tabasqueño.

Entre ruidosas aclamaciones de ¡Presidente… presidente… presidente..!!! Andrés Manuel López Obrador cerró esta mañana su campaña en esta capital como parte de una gira nacional por la que espera recorrer todo el país en unas cuantas horas.

Estamos arriba en todas las encuestas, cierto, pero no podemos confiarnos, no es que ya ganamos y para qué voy  a ir a votar, no, tenemos que salir todos a votar el primero de julio, para que sea un triunfo contundente, para que no haya ningún alegato, vale más que sobre y no que falte, además, se requiere asegurar la mayoría en el Congreso, no nada más ganar la Presidencia. Tenemos que ganar la mayoría en las cámaras de diputados y senadores, replicó y repitió Andrés Manuel.

Así se podrá llevar a cabo y se podrá implementar el programa de desarrollo que se necesita en el país, la transformación que es el propósito principal de este movimiento. Transformar. No son los cargos lo más importante, no son los puestos lo más importante, lo más importante es que entre todos saquemos a nuestro querido México del atraso en que se encuentra y saquemos nuestro pueblo de la pobreza y marginación. Para eso es este movimiento, para lograr un verdadero cambio, gritó López Obrador en la plaza IV Centenario que lució si no a reventar sí llena de duranguenses, muchos voluntarios, no acarreados.

Se puede, vamos entre todos a poner muy en alto el nombre de México. Va a cambiar la mala imagen que se tiene ahora de México en el mundo, no por culpa de nuestro pueblo, sino por culpa de los políticos corruptos, por eso hay una mala imagen de nuestro país en el mundo, pero todo esto va a cambiar. México va a ser el ejemplo para muchos países del mundo, nos vamos a sentir muy orgullosos de haber llevado a cabo este cambio, esta transformación. Yo quiero decirles, explicarles qué es lo que vamos a hacer, qué es lo que será el próximo gobierno democrático.

Ya no habrá faudes electorales, es decir, se va a acabar con esa práctica perversa de manipular la voluntad de los ciudadnos.

Esta va a ser la última eleccion que se va a celebrar bajo la sospecha de fraude, esta será la última de esa negra historia de México.

Todas las elecciones venideras se llevarán a cabo respetando la voluntad de los ciudadanos. Ya no van a haber fraudes electorales, se va a terminar con la compra del voto, con el tráfico que hacen de la pobreza de la gente. El reparto de migajas y dádivas, de despensas, de dinero en efectivo, eso va a pasar a la historia, al basurero de la historia, no va a haber fraudes. Habrá una auténtica democracia, precisó.

Una de las iniciativas -dijo- que enviaré al Congreso va a ser en el sentido de que se castigue con severidad a los que defrauden la voluntad libre de los ciudadanos, todo el que compre votos, el que amenace y condicione apoyos sociales para que se vote por un partido, todo el que utilice dinero del presupuesto para favorecer a candidatos y partidos va a ser castigado. Voy a modificar la ley para que no tengan derecho a fianza los delincuentes electorales.

Otra cosa que vamos a lograr es que se va a acabar la corrupion, ya nadie se va a robar el dinero del presupuesto que es dinero del pueblo. No estén pensando que eso es un sueño irrealizable, que no es posible. Sí se puede, vamos a acabar con la corrupción, porque eso es lo que más daña a Durango, a México.

Ya ustedes saben que yo soy muy perseverante, muy terco, muy necio, ya se me metió en la cabeza que hay que acabar con la corrupción, y me canso ganso de que se va a acabar con la corrupción. Además lo tenemos que hacer no solo por razones morales, sino porque necesitamos dinero para financiar el desarrollo y ahora, aunque hay presupuesto, se lo roban, por eso no le llega el presupuesto a las comunidades, a los pueblos, a a la gente, se roban los políticos coruptos alrededor de 500 mil millones de pesos al año. No hay ninguna banda que roba tanto.  Son niños de pecho los rateros que presentan, se va a acabar la robadera, ese dinero nos va a permitir impulsar el desarrollo, no va a haber necesidad y juro que en los seis años no van a aumentar los impuestos en términos reales, porque no va a hacer falta, no va a aumentar el IVA, no el IPS, no vamos a endeudar al país, y no va a haber “gasolinazos”.

Si quieren saber cómo vamos a financiar el desarrollo, la respuesta es que se va a acabar la corrupción, y todo lo que se roban se va a utilizar para impulsar el progreso con justicia en nuestro país, y vamos también a reunir otra cantidad y vamos a ahorrar otra cantidad de dinero importante. Se van a acabar todos los lujos.

Las becas a los alumnos apuntó que era un tema importante, ya que si él gana a partir de diciembre se les comenzará a dar una beca a cada estudiante de 2 mil pesos, dijo que se acabará con todo lo que le impida a un joven estudiar, de la misma manera reiteró que el apoyo a los maestros, enfermeras, doctores, policías y militares, será inmediato, por la labor que hacen a la nación.

Se despidió diciendo que volverá a Durango para celebrar el triunfo con uno de los estados, dijo, más importantes del país, pero también uno de los más castigados por la corrupción. Pidió que se le diera la confianza a cada candidato de Morena, ya que para él es importante tener la mayoría de ellos en la Cámara de Diputados y Senadores.

“Nosotros no queremos la guerra, el armamentismo. Nosotros queremos la paz y la paz es parte de la justicia. No habrá reelección, mi mandato solo durará 6 años, se respetará de manera intachable la Constitución, volveré a Durango como presidente”, finalizó.