Inicio > Noticias > Internacional > Media Luna Roja denuncia la pasividad de autoridades ante barco con migrantes

Media Luna Roja denuncia la pasividad de autoridades ante barco con migrantes

Túnez, 4 jun (EFE).- La Media Luna Roja denunció hoy la pasividad de las autoridades tunecinas ante la situación del buque “Maridive 601”, bloqueado desde el pasado viernes frente a la costa de Zarzis (sur) con 75 migrantes rescatados a bordo, 32 de ellos menores, que no han podido recibir todavía atención médica. 

“Ayer intentamos desplazarnos hasta el barco, pero cuando todo el material y el personal médico estaba listo en el puerto nos negaron el acceso bajo pretexto de un problema técnico”, explicó a Efe Mongi Slim, miembro del comité regional de la organización.

El responsable confirmó el envío de víveres y productos de aseo personal e insistió en la necesidad de evacuar con urgencia a varios pasajeros, uno de ellos diabético y otro con un dedo roto, que padecen además los frecuentes problemas ligados a la falta de higiene y la sarna.

“Se ha convertido en un conflicto político en el que Túnez trata de presionar a las autoridades maltesas e italianas y, al mismo tiempo, en un conflicto regional, ya que los centros de acogida de Mededine están saturados, con más de mil migrantes, y tratan de hacer presión sobre las regiones vecinas para que acojan ellas también”, se lamentó Slim. 

El petrolero “Maridive 601”, con bandera egipcia y que trabaja como remolcador en una plataforma petrolera, localizó el viernes por la mañana una embarcación precaria que se encontraba a la deriva debido a una avería en el motor después de partir de la ciudad libia de Zuara, a unos 60 kilómetros de la frontera tunecina.

Tras alertar a los centros de salvamento de Roma y Malta y ante las difíciles condiciones climáticas, la tripulación embarcó a los migrantes para trasladarlos al puerto de Zarzis. Entre los rescatados hay 64 ciudadanos de Bangladesh, nueve egipcios, un marroquí y un sudanés.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM), organismo vinculado a Naciones Unidas, recordó que los migrantes huyen de la creciente violencia y las violaciones de los derechos humanos en Libia y se mostró preocupada por la adopción de políticas “cada vez más restrictivas por parte de los países del norte del Mediterráneo que afectan a las obligaciones de los Estados frente al derecho internacional”.

Por su parte, la ONG Foro Tunecino para los Derechos Económicos y Sociales manifestó su rechazo a convertir a Túnez en una “plataforma” para inmigrantes e instó al Gobierno a “revisar” los acuerdos de cooperación con países de la Unión Europea, principalmente Italia.

Una situación similar se produjo en agosto de 2018, cuando el petrolero “Sarost 5” permaneció bloqueado en alta mar durante 21 días tras haber rescatado a 40 migrantes en aguas internacionales, hasta que finalmente pudo desembarcarlos en el país magrebí.

El pasado 10 de mayo, perdieron la vida al menos 70 personas, cuyos cuerpos siguen desaparecidos, y otras 16 fueron rescatadas por pescadores tunecinos a 40 millas de la ciudad meridional de Sfax.

Según datos de la OIM, desde comienzos de 2019 al menos 519 migrantes han perdido la vida en su intento por llegar a las costas europeas a través de las tres rutas principales de la migración irregular, que desembocan en Italia, España y Grecia. EFE 

%d bloggers like this: