Inicio > Noticias > Internacional > Mediaset aprueba su fusión, aunque Vivendi recurrirá ante la Justicia

Mediaset aprueba su fusión, aunque Vivendi recurrirá ante la Justicia

Roma/Madrid, 4 sep (EFE).- Mediaset Italia y España aprobaron hoy su fusión para crear el conglomerado audiovisual MediaForEurope en dos Juntas extraordinarias, celebradas en Madrid y Milán, y a pesar de la fuerte oposición de la empresa francesa Vivendi, que recurrirá ante la Justicia. 

Vivendi ha señalado en un comunicado que “utilizará cualquier recurso legal en todas las jurisdicciones y países relevantes para cuestionar la legalidad de la nueva estructura propuesta, tanto bajo las leyes nacionales como europeas”.

Su enfado responde a las formas de la votación en Italia, donde Vivendi, con su 28,8 % del capital de Mediaset Italia, solo ha podido votar con el equivalente al 9,99 % de los derechos de voto directos. 

Vivendi tuvo que quedarse en 2017 con estos votos directos y entregar el 19 % restante a Simon Fiduciaria, por orden de los reguladores italianos, que se escudaron en preocupaciones antimonopolio porque la empresa del multimillonario Vincent Bolloré también tiene cerca del 24 % de Telecom Italia. 

El grupo de la familia Berlusconi tiene vetada la participación de Vivendi desde el 18 de abril en las juntas de accionistas por “un comportamiento desleal”, pues se retiró en 2016 de un acuerdo de compra del canal privado Mediaset Premium y se hizo con un tercio del grupo italiano, hechos por los que ambos mantienen una batalla legal en Italia. 

La empresa francesa recurrió esta prohibición de su derecho de voto ante la Justicia italiana, que le ha permitido solo participar en la junta de este miércoles con sus derechos directos, y no con los de Simon Fiduciaria. 

El fideicomiso no ha podido ni siquiera entrar en la reunión, pues el Consejo de Administración de Mediset Italia le ha cerrado las puertas. 

Por estas razones, Vivendi ha considerado “ilegal” la reunión en Milán y ha dicho que Mediaset ignora “los derechos más elementales de los accionistas y los principios de gobernanza con el único objetivo de favorecer a Fininvest”, propiedad de la familia Berlusconi. 

Y es que Vivendi verá notablemente diluida su influencia en la nueva sociedad, que tendrá sede legal en Holanda pero cotizará en las Bolsas de Milán y Madrid, y según las estimaciones del grupo italiano, Fininvest tendrá el 47,88 % de los derechos de voto de MFE; mientras Vivendi se quedará con un 10,42 % y Simon Fiduciaria, con el 20,81 %. 

Vivendi ha votado en contra de la fusión pero no ha podido frustrarla, y ha aprovechado para comprar el 1 % de Mediaset España. 

Ahora tiene tres opciones, quedarse en la futura compañía, optar por la salida recogida en el folleto de integración, que obligaría a Mediaset a pagarle más de 900 millones, o vender sus acciones en el mercado. 

Los accionistas de Mediaset Italia que no se sumen a esta operación podrán canjear sus acciones por 2,770 euros cada una, mientras que la cifra será de 6,5444 euros en el caso de Mediaset España, todo con la condición de que el efectivo a pagar no exceda de los 180 millones de euros. 

Vivendi puede poner en un aprieto al grupo si decide ejercer este derecho de oposición, pues con su 28,8 % del capital de Mediaset Italia y el 1 % en Mediaset España, puede obligar a la familia Berlusconi a abonarle más de 900 millones de euros y que estos tengan que buscar a otro socio para seguir adelante. 

El vicepresidente y consejero delegado de Mediaset Italia, Pier Silvio Berlusconi, se ha mostrado convencido de que Vivendi no se retirará del proyecto, pero ha matizado que si lo hace “hay otros inversores listos para entrar” en el conglomerado audiovisual.

El Consejo de Administración de Mediaset España ha rechazado las manifestaciones vertidas por Vivendi y ha defendido que la fusión tiene ventajas operativas, industriales y estratégicas y permitirá la creación de un grupo líder en sus mercados domésticos y de mayor dimensión de cara a su expansión. 

Entre las fases en las que se estructura la fusión y que han sido aprobadas por la junta se encuentra la segregación de Mediaset España, incluyendo sus participaciones en otras entidades, al Grupo Audiovisual Mediaset España Comunicación, filial española directa e íntegramente participada por Mediaset España.

Paralelamente, la operación comprende la transmisión por parte de Mediaset a favor de su filial NewCo Italia de todo su negocio y determinadas participaciones en otras entidades (excluyendo, entre otras, la participación en Mediaset España).

Posteriormente, se contempla la fusión por absorción de Mediaset y de Mediaset España por parte de Mediaset Investment.

En virtud de la fusión, Mediaset y Mediaset España se extinguirán y Mediaset Investment, como absorbente, adquirirá todos los activos, pasivos y relaciones jurídicas de Mediaset y de Mediaset España. EFE

%d bloggers like this: