Medios chinos defienden la “justa” detención del expresidente de Interpol

France 24

Pekín, 9 oct (EFE).- Medios oficiales chinos defendieron hoy la detención del expresidente de Interpol, Meng Hongwei, acusado por las autoridades chinas de haber recibido sobornos, y recriminaron a los medios occidentales su “falta de respeto” y “menosprecio” ante la “firme campaña anticorrupción que está llevando a cabo el país”.

“Los medios occidentales se apresuraron a hablar deliberadamente de la ‘desaparición’ de Meng para atacar al sistema político chino pese a que las autoridades chinas informaron debidamente sobre su situación”, dice un editorial publicado por el diario oficial Global Times.

Meng, viceministro chino de Seguridad Pública cuando fue elegido presidente de Interpol en 2016, desapareció tras subirse a un avión con destino a China el pasado 25 de septiembre, momento en el que su familia dejó de tener noticias suyas y se perdió su pista.

Tras varios días de silencio y ante la presión internacional, que exigía a China explicaciones sobre su desaparición, la Comisión Nacional de Supervisión (el órgano anticorrupción chino) confirmó su detención e informó de que será investigado por recibir sobornos.

“Las críticas de los medios de comunicación occidentales se deben a su falta de respeto a la ley china y a que no entienden la campaña anticorrupción de China. Si el sistema legal de China difiere del de Occidente, consideran con arrogancia que estas diferencias son ‘fallos’ de nuestro sistema”, subraya el citado medio.

El rotativo también recalca que Meng, como funcionario del Ministerio de Seguridad Pública, “está sujeto al justo escrutinio de la Comisión Nacional de Supervisión”, que la ley establece que puede ser investigado por sus presuntos delitos y que su posición en la Interpol “no es un escudo” para escapar de las leyes chinas.

“La promoción integral del estado de derecho es una política nacional establecida desde el XVIII Congreso Nacional del Partido Comunista de China. Desde entonces, China ha lanzado una amplia campaña contra la corrupción, la cual ha traído grandes cambios y que ha sido un hito en el país”, asegura el medio chino.

Dicha campaña, añade el periódico, se está llevando a cabo según las “realidades chinas” con el objetivo de establecer “un entorno estable y limpio para el ejercicio del poder público”.

El Ministerio de Seguridad Pública reveló el lunes en un comunicado que la investigación a Meng se abrió tras detectar que aceptó sobornos y violó la ley estatal, un comportamiento que ha causado un “grave daño” al partido y a la seguridad nacional.

Ahora, las autoridades seguirán investigando el comportamiento ilegal de Meng y perseguirán a aquellos que participaron con él a la hora de cometer estos delitos “que no quedarán impunes”. EFE