Merkel aboga por una sociedad paritaria y pide más mujeres en los parlamentos

Berlín, 12 nov (EFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, afirmó hoy que el objetivo en el ámbito de la igualdad de géneros debe ser la paridad, al tiempo que expresó su deseo de ver una mayor presencia femenina en los parlamentos.

“Las cuotas fueron importantes, pero el objetivo debe ser la paridad”, y “en todos los ámbitos de la sociedad”, dijo Merkel durante su discurso en Berlín en un acto festivo con motivo del centenario del sufragio universal femenino.

La igualdad entre hombre y mujer sólo será posible “si ambos modifican su reparto de roles”, señaló la canciller, y agregó que “todavía queda mucho por hacer” y que los retrocesos en este aspecto no deben aceptarse.

El Bundestag, la Cámara baja del Parlamento alemán, “no es un capítulo glorioso en esta legislatura”, afirmó.

Si en la anterior legislatura, el número de diputadas ascendía todavía al 36,5 %, en ésta ha retrocedido al 30,9 %, un porcentaje equivalente al de mujeres en el Parlamento de Sudán, dijo.

En algunos parlamentos regionales, la presencia femenina no llega ni a una cuarta parte, cuando las mujeres representan más del 50 % de la población en Alemania, denunció.

“El porcentaje de mujeres en un Parlamento es una cuestión elemental que afecta a nuestra democracia, y tendremos que emprender nuevos caminos”, afirmó Merkel, al tiempo que dijo estar conmocionada por el número insignificante de alcaldesas en el país.

Recordó que la coalición de Gobierno se ha marcado como objetivo hasta 2025 la paridad en la función pública en todos los ámbitos directivos, aunque reconoció que de momento se está “muy lejos” de esta meta.

También en la economía a Alemania le queda mucho por hacer, criticó la canciller, al referirse al 16,7 % de grandes empresas en el país que cuentan con mujeres en cargos directivos, frente al 90 % en Estados Unidos y el 50 % en el Reino Unido y Francia.

“La equiparación de hombre y mujer es un importante indicador de si una sociedad es justa y de cuánto lo es”, dijo Merkel, quien agregó que sólo una sociedad justa es viable de cara al futuro.

Subrayó, asimismo, la necesidad de que la juventud se implique y de encontrar formatos adaptados a los jóvenes, que coincidirán quizás también, dijo, con formatos más femeninos.

Aplaudió asimismo a las mujeres que encabezaron “una lucha ardua y agotadora, pero finalmente exitosa” por el sufragio femenino y que batallaron no por el derecho de un grupo determinado, sino por un derecho humano.

“El derecho a voto fue sólo el principio”, dijo, y expresó su esperanza de que los futuros logros en materia de paridad no lleven otros cien años.