Merkel critica a populistas que ofrecen soluciones fáciles

pÁngela Merkel261115Berlín, 23 nov (EFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, criticó hoy a los populistas que en Europa y en otras partes del mundo ofrecen soluciones fáciles a problemas globales y complicados, y resaltó el compromiso de su país con los valores de la economía social de mercado y la justicia social.

En un discurso ante el pleno del Parlamento en su primera comparecencia pública tras anunciar que el año próximo volverá a ser candidata para un nuevo mandato, Merkel dejó claro que Alemania “no puede resolver sola los problemas del mundo”, pero garantizó que contribuirá a ello.

La canciller apostó por el multilateralismo, elogió el acuerdo de libre comercio con Canadá y admitió que no está “contenta” con la decisión del presidente electo de EEUU, Donald Trump, de sacar a su país del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), una decisión que, a su juicio, no beneficiará a nadie.

“Sólo sé una cosa: seguirá habiendo acuerdos comerciales y no tendrán los estándares de ese acuerdo o que el planeado TTIP tiene”, advirtió en el debate general sobre los presupuestos públicos.

Reconoció que el actual panorama internacional y nacional es más complicado que el de hace unos años y asumió el miedo de los ciudadanos cuando principios que eran obvios en las sociedades democráticas occidentales son cuestionados, por lo que recalcó la necesidad de mostrarse unidos frente a los populismos.

Y subrayó además la importancia de enfrentarse a los mensajes e informaciones manipuladas o falsas que amplifica internet.

El debate se dio en medio de la tensión generada por la elección de Donald Trump en EEUU y el avance de los populismos de derechas en Europa, entre ellos la Alternativa por Alemania (AfD) de lo que trató de sacar partido en su intervención la líder del grupo parlamentario de La Izquierda -el principal en la oposición- Sahra Wagenknecht.

“En Alemania crece la desigualdad y la inseguridad social y con ello los resultados de AfD”, dijo Wagenknecht.

En otro momento, la líder del grupo parlamentario de La Izquierda aseguró que Trump entiende más de política económica que los representantes de la gran coalición alemana puesto que quiere defender los puestos de trabajo de la industria en lugar de entregarse a la globalización.

Merkel no se refirió directamente al discurso de Wagenknecht, con el que se inició el debate, pero, frente a quienes usan los miedos de los ciudadanos para sacar provecho electoral, recordó la positiva evolución económica del país en los últimos años y el incremento en prestaciones sociales y pensiones: “A los alemanes nunca les ha ido tan bien como ahora”.

El líder del grupo parlamentario del Partido Socialdemócrata (SPD), socio minoritario de la gran coalición, Thomas Oppermann, sí atacó directamente a Wagenknecht a quien acusó de hacer causa común con los populistas de derechas.

“Antes su lema era ‘proletarios de todos los países, uníos’. Ahora llama a la unión de todos los populistas”, dijo Oppermann.

La canciller, por su parte, recordó también la “increíble” respuesta internacional a la catástrofe de la Segunda Guerra Mundial, con la creación de las Naciones Unidas o la Convención de Derechos Humanos, y apostó por continuar por ese camino y “dotar de humanidad a la globalización”.

Durante la presidencia de turno del G20 que asume Alemania en diciembre, aseguró que se seguirá avanzando en la transparencia en los mercados financieros internacionales y el desarrollo del continente africano será una de las prioridades de Berlín, consciente de que no se va a lograr “un mundo ideal”, pero convencida de que se están dando pasos en el camino correcto.

En el marco de la UE, Merkel reconoció la necesidad de luchar contra su falta de credibilidad y de acelerar los procesos de toma de decisiones.

A su juicio, hay que asumir que ya no puede trazarse una línea que separe la política interior de la exterior y que la seguridad, el bienestar y la prosperidad de los ciudadanos de cada país depende de las relaciones internacionales. EFE