Messi-Cristiano, el último duelo de oro

Messi CristianoMadrid, 1 dic (EFE).- Lionel Messi y Cristiano Ronaldo se enfrentarán por enésima vez en el Camp Nou, en un duelo eterno con las connotaciones brillantes del Balón de Oro que está a la vuelta de la esquina esperando nuevo dueño.

Entre los años 2010 y 2015, la revista “France Football”, encargada de entregar el galardón durante las seis décadas anteriores, acordó con la FIFA la fusión de su premio con el que concedía la institución futbolística al Mejor Jugador Mundial. En esos cinco años, aparte de los periodistas, votaron seleccionadores y capitanes.

Finalizado el contrato, la revista francesa vuelve a coger las riendas y entregará el Balón de Oro en solitario. Ahora, sólo elegirá al mejor la prensa. Los jugadores y entrenadores, se quedan fuera, por lo que es probable que el premio sea más independiente, ya que los votos por compromiso de muchos técnicos y futbolistas quedarán fuera.

El año de Cristiano Ronaldo, campeón de la Liga de Campeones y de la Eurocopa de Francia con Portugal, da cierta ventaja al luso sobre el argentino Lionel Messi.

En favor del jugador azulgrana, también pesarán otros argumentos. Con el Barcelona ganó la Liga, la Copa del Rey y la Supercopa de España. En su contra juega el subcampeonato de Argentina en la Copa América Centenario tras perder con Chile en los penaltis.

Aquel fue el peor momento del jugador azulgrana, que anunció su retirada de la selección justo después de ser derrotado en la final. Tras recapacitar, Messi decidió volver y en el último partido que disputó ante Colombia, correspondiente a la fase de clasificación para el Mundial de Rusia 2018, firmó una gran actuación con la que su equipo se mantiene con vida en la pelea por alcanzar la máxima cita del fútbol.

Ahora que vota la prensa, en concreto 193 colaboradores de la revista gala, uno por país asociado a la FIFA, el choque del Camp Nou puede ser decisivo para aclarar dudas. También para el galardón que otorgará la FIFA, cuyo nombre ahora es “FIFA The Best” y lo elegirán entre los capitanes, seleccionadores, “un grupo selecto de más de 200 representantes de los medios de comunicación mundiales” y los aficionados a través de internet.

Para el duelo final, ambos jugadores llegan en un momento extraño. A Cristiano le está costando regresar a su plenitud después de la lesión que le apartó de la final de la Eurocopa a los pocos minutos de su inicio. Poco a poco va cogiendo la forma, los goles caen, pero en algunos partidos no aparece.

Este curso se ha perdido 5 duelos por lesión (Real Sociedad, Celta, Espanyol y la Supercopa de Europa ante el Sevilla); no ha marcado en 8 de los 18 encuentros que ha disputado (Villarreal, Las Palmas, Eibar, Legia en dos ocasiones, Athletic, Leganés y Sporting); y se ha desatado en 10 duelos (4 goles a Andorra, 3 al Alavés y al Atlético de Madrid, 2 a Letonia y al Sporting y 1 a Islas Feroe, Sporting de Portugal, Osasuna, Dortmund y Betis).

Mientras, Messi parece más regular, pero su equipo llega a la cita con su equipo en un mal momento después de empatar dos partidos consecutivos ante la Real Sociedad y el Hércules en Copa del Rey. Ambos, a domicilio y por el mismo resultado (1-1).

El jugador del Barcelona no pudo participar en todos los partidos oficiales que ha jugado su club (25 en total). Falló en 4 por lesión y en 2 no fue convocado. No marcó en 6 (Sevilla en Supercopa de España, Athletic, Alavés, Atlético, Granada, Brasil y Hércules); consiguió hacer 5 goles al Celtic, 4 al Manchester City, 2 al Betis, al Leganés, al Sevilla y al Valencia y 1 a Uruguay, al Deportivo, a Colombia y a la Real Sociedad.

En total, 21 tantos por los 19 de Cristiano. El duelo en el curso que comenzó en al final de verano está prácticamente igualado. Todo lo que ocurrió antes, en las competiciones que terminaron en mayo, favorecen un poco al portugués. Pero, tanto uno como otro, aspiran a dar el último puñetazo en la mesa para llevarse el Balón de Oro y el premio FIFA The Best. El Camp Nou puede tener la última palabra. EFE