Mexicano acusado de asesinato en EEUU cambia de abogado y cancelan audiencia

Chicago (EE.UU.), 31 ago (EFE).- El mexicano Christian Bahena Rivera, acusado del asesinato de la estudiante Mollie Tibbetts en Iowa (EE.UU.), no tuvo hoy la audiencia preliminar que estaba programada en la corte por disposición de sus nuevos abogados.

Jennifer Frese, quien junto a su esposo, Chad, se encargan ahora de la defensa, informó en un comunicado que el cambio de abogados fue decidido por la familia del inmigrante, sin dar detalles.

Como primera medida, los abogados resolvieron dispensar la audiencia preliminar en la corte de distrito del condado de Poweshiek, donde Bahena Rivera debía declararse inocente o culpable de los cargos recibidos por la muerte de la estudiante de 20 años, en el pueblo de Brooklyn, zona rural del estado.

Asimismo, retiraron las mociones presentadas por el abogado defensor anterior, Allan Richards, para que la jueza de la causa mantuviera en secreto el sumario y no permitiera la presencia de público y prensa en la sala durante las audiencias.

Jennifer Frese declaró en el comunicado que no estaban de acuerdo con estas mociones, y que la nueva defensa no cambiará sus planes, a pesar de la repercusión nacional que ha tenido el caso, con aumento de la retórica contra los inmigrantes indocumentados y amenazas contra la comunidad hispana de Iowa.

“Creemos firmemente que una persona acusada de un crimen merece un juicio justo y el proceso debido”, expresó.

El próximo paso, según lo informado, será la presentación por parte de la Fiscalía de un documento con detalles de los cargos y del futuro juicio, lo que ocurriría en 45 días.

Recién entonces, el acusado de 24 años que arriesga una condena de prisión perpetua sin derecho a libertad condicional, hará su declaración.

Mientras el proceso judicial avanza, la tensión racial en el estado se eleva y grupos de activistas de Iowa denunciaron una campaña de llamadas telefónicas automáticas que ha sembrado miedo en la comunidad hispana.

Los llamados fueron reivindicados por The Road To Power, un grupo supremacista blanco, y se iniciaron el miércoles por la noche.

Bahena Rivera, que habría vivido indocumentado durante muchos años en la zona del crimen, donde trabajaba en una granja, es calificado en las llamadas como un “intruso salvaje no blanco” que integra “una horda marrón” que ha invadido Estados Unidos.

Según el diario Iowa Starting Line, esa organización racista está basada en Idaho.

Radio Iowa también dijo que la Policía bloqueó una calle de la ciudad después de que apareciera pintado con aerosol “Deport Illegals” (Deporten a los ilegales). EFE