jueves, octubre 21, 2021
Inicio > Noticias > Internacional > Mexicano Macías corta la oreja a un toro de regalo en Feria de San Marcos

Mexicano Macías corta la oreja a un toro de regalo en Feria de San Marcos

Borja Ilián

Aguascalientes (México), 28 abr (EFE).- El diestro mexicano Arturo Macías obtuvo dos orejas de los tres toros que enfrentó en la quinta corrida de la Feria de San Marcos, en la ciudad mexicana de Aguascalientes, norte del país.

Macías fue cogido en el glúteo en su primer toro; su compatriota Octavio García, el Payo, cortó un apéndice, mientras que él peruano Andrés Roca Rey tan solo atesoró un saludo al tercio.

La Monumental de Aguascalientes registró un casi lleno. Los seis toros de Jaral de Peñas y los dos de regalo de Bernaldo Quirós fueron mansos y escasos de fuerza.

La larga corrida de casi cuatro horas fue escasa en tandas y pases, pero pródiga en gestos y desplantes en las caras de los ocho toros que se lidiaron.

El Payo, primero, y Macías después, pidieron cada uno un toro de regalo, ambos propiciados por el propio paroxismo de los matadores y no por una petición de los aficionados.

Algunas voces sí pidieron un toro de regalo a Roca Rey, tras comprobar que el peruano pasaportaba rápidamente a su segundo toro por manso e inmóvil.

La plaza presentó un gran aspecto para la segunda corrida de Roca Rey que solo dejó una buena tanda de naturales con la mano izquierda.

Su labor consistió con ese animal en medios pases que el peruano realizaba en la cara del toro. Faena tremendista acabada en bernardinas, que de no ser por el fallo en los aceros habría obtenido premio.

Macías y El Payo también abusaron de pasar más tiempo entre los pitones que lidiando a las reses.

El de Aguascalientes, Macía, al que abrió plaza lo toreó por la mano derecha con tandas incompletas pero con buen sentido. Logró completar una con esa misma mano de mérito.

El primer toro del festejo fue el único que mostró algo de casta y Macías finalizó con series cortas y ayudados finales improvisados sobre el viaje del toro.

En las bernardinas finales recibió una cogida en el glúteo, aunque pudo acabar la faena con una estocada trasera y desprendida. El juez le concedió una oreja.

Lo mejor vino con el de regalo, un toro parado y sin casta que a base de cruzarse de frente al pitón contrario, logró meter en la muleta con la mano izquierda. De ahí salieron buenos y hondos pases. Mató de estocada y dos descabellos, pese a esto se le otorgó su segunda oreja.

El Payo cortó una oreja al cuarto de la tarde toreando a distancia pero con un final muy largo en la cara del toro, con el animal rendido, pero sin meterlo en la muleta.

Al de regalo tan solo lo trasteó, tanto con el capote como con la muleta lo que hizo incomprensible la necesidad de ese toro extra para el torero de Queretaro.

Los toros de Jaral de Peñas, bien presentados y por debajo de los 500 kg, carecieron de casta, bravura y fuerza lo que evidenció la innecesaria demostración de valor que utilizaron como eje de su propuesta taurina los tres matadores en el festejo de San Marcos. EFE.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: