México cierra 2015 con finanzas sanas y déficit dentro de meta, destaca Hacienda

pluis_videgaray300115
México, 31 Ene (Notimex).- En medio de un contexto internacional adverso, México cerró 2015 con finanzas públicas sanas y cumplió con la meta de déficit fiscal y de endeudamiento autorizados por el Congreso de la Unión, destacó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).La dependencia federal refirió que los resultados de las finanzas públicas en 2015 son reflejo, principalmente, del buen desempeño del mercado interno y del proceso de implementación de la reforma hacendaria.

Así, al cierre de 2015 el déficit fiscal fue equivalente a 3.5 por ciento del PIB, congruente con la meta aprobada por el Congreso, los ingresos tuvieron un desempeño favorable que compensó la caída de los bajos precios internacionales del crudo, y el comportamiento del gasto estuvo en línea con ajuste preventivo aplicado el año pasado.

Además, México sigue siendo un país de bajo endeudamiento, con una comparación favorable respecto a otras naciones, y una deuda pública de las más bajas dentro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), de la cual es miembro.

De acuerdo con el “Informe sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública”, presentado el 29 de enero pasado, al cierre de 2015 el sector público registró un déficit fiscal de 637.6 mil millones de pesos, equivalente a 3.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Sin considerar la inversión productiva, el déficit ascendió a 184.3 mil millones de pesos, equivalente a 1.0 por ciento del PIB, resultado congruente con las metas aprobadas para el año por el Congreso de la Unión.

Considerando la medida más amplia de déficit, agregó, los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) se ubicaron en 748.1 mil millones de pesos, monto equivalente a 4.1 por ciento del PIB, y menor en 0.5 puntos porcentuales del PIB respecto a 2014.

Este nivel también es congruente con la meta establecida en los Criterios Generales de Política Económica (CGPE) de 2015, añadió la Secretaría de Hacienda en el Informe Semanal de su Vocería.

Por su parte, reportó, los ingresos del sector público, tuvieron un desempeño favorable en 2015, al alcanzar los cuatro billones 264.6 mil millones de pesos, monto 4.2 por ciento mayor en términos reales a los reportados en 2014 y 6.0 por ciento superiores a lo proyectado en la Ley de Ingresos de la Federación.

Lo anterior se debe a un comportamiento favorable del mercado interno, a la implementación de la reforma hacendaria y a los beneficios asociados a las coberturas petroleras, abundó la dependencia federal.

Estos factores fueron determinantes para compensar la caída en los ingresos petroleros derivada de los bajos precios internacionales del crudo, señaló.

En particular destacó una mayor recaudación tributaria no petrolera, 27.2 por ciento superior a la observada en 2014, derivada de los incrementos en la recaudación del IEPS, del impuesto a las importaciones, del ISR-IETU y del IVA.

Indicó que estos efectos se explican por el efecto de las modificaciones al marco tributario y a las medidas de administración tributaria adoptadas como resultado de la reforma hacendaria.

Además, mayores ingresos no tributarios del gobierno federal provenientes de derechos y aprovechamientos no recurrentes, entre los cuales se incluyen los recursos correspondientes a la cobertura petrolera y al remanente de operación del Banco de México (Banxico).

Apuntó que también hubo menores ingresos provenientes de la actividad petrolera, con una reducción de 32.9 por ciento, respecto a lo observado en 2014, debido fundamentalmente al menor precio de exportación del petróleo y gas; así como la menor producción de petróleo.

La SHCP resaltó que estos efectos se compensaron parcialmente con la depreciación del tipo de cambio.

Mencionó que al cierre de 2015 hubo menores ingresos propios de las entidades paraestatales de control directo distintas de Pemex, lo cual se explica, principalmente, por la disminución de las tarifas eléctricas.

En tanto, el gasto neto presupuestario del sector público se incrementó 3.4 por ciento real y el gasto programable 1.8 por ciento real respecto a los observados en 2014, sin considerar la adquisición de activos financieros y los servicios personales de los Ramos 33 y 25.

Precisó que al integrarse dichos conceptos, se observó un crecimiento en el gasto neto de 5.2 por ciento, mientras que el gasto programable se elevó 4.1 por ciento el año pasado, comportamiento que está en línea con las medidas adoptadas por el gobierno de la República para llevar a cabo un ajuste preventivo del gasto en 2015.

Refirió que el crecimiento en el gasto programable se debió principalmente a mayores recursos para la atención de la población más vulnerable; incrementos en gastos de operación, servicios personales y gasto de capital, y mayores erogaciones de los ramos administrativos.

Asimismo, por reducción en el gasto total de las entidades, y el incremento en los recursos canalizados a las entidades federativas y municipios a través de participaciones, aportaciones y otras transferencias.

Por otra parte, la SHCP informó que al 31 de diciembre de 2015, el saldo de la deuda neta total del Sector Público Federal fue equivalente al 43.2 por ciento del PIB (ocho billones 160.6 mil millones de pesos).

Indicó que la deuda interna como porcentaje del PIB representó 28.5 por ciento, cifra mayor en 1.8 puntos porcentuales respecto de la observada al cierre de 2014, en tanto que la razón de deuda externa neta a PIB se situó en 14.7 por ciento, 2.8 puntos porcentuales superior a la observada al cierre del año pasado.

Estas condiciones, resaltó, le dan mayor solidez a la economía mexicana ya que la mayor parte de la deuda se encuentra en moneda local, a largo plazo y a tasa de interés fija, lo que la hace menos vulnerable a las condiciones de volatilidad internacional.

Finalmente, la deuda considerada en un sentido amplio –contabilizada en el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP)– es de 45.7 por ciento en 2015.

Sin considerar el efecto de la depreciación del tipo de cambio sobre el saldo de deuda externa en los últimos 12 meses, de 1.8 puntos porcentuales del PIB, el SHRFSP sería de 43.9 por ciento del PIB, niveles son congruentes con los techos de endeudamiento autorizados por el Congreso de la Unión.