México, con bases para enfrentar turbulencia global, afirma la ONU

  • Fortalecerá su crecimiento económico a 2.7% en 2016, estima

México, 25 Ene (Notimex).- México cuenta con elementos suficientes para soportar la turbulencia económica y financiera global, y para crecer este año por arriba de las principales economías de América Latina, destacó la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En la presentación regional del informe “Situación y perspectivas de la economía mundial 2016”, estimó que el crecimiento de México se fortalecerá de un 2.3 por ciento estimado para 2015, a un 2.7 por ciento este año, gracias a una recuperación de la inversión y el consumo interno, así como por el fortalecimiento de la economía de Estados Unidos.

El oficial de Asuntos Económicos, Unidad de Desarrollo Económico de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Juan Carlos Rivas Valdivia, sostuvo que México tiene márgenes de maniobra para atacar esta turbulencia internacional.

El representante del organismo integrante de la ONU consideró que en materia de política monetaria, México tiene elementos para enfrentar esta turbulencia, como un ajuste a las subasta de dólares, así como en las tasas de interés.

En materia de política fiscal, las autoridades financieras pueden recurrir a una mayor eficiencia en el gasto público, un mayor recorte al gasto o elevar el endeudamiento público, o en su caso una combinación de estos elementos.

Informó que la Cepal, como comisión regional de la ONU, pronostica un crecimiento para la economía mexicana de 2.5 por ciento en 2015, y de 2.6 por ciento en 2016, desde una estimación previa de 2.3 y 2.7 por ciento, los cuales serán ajustados nuevamente entre marzo y abril próximos.

Estas estimaciones están en línea con las proyecciones incluidas por la ONU en su nuevo informe, en el cual prevé una contracción de 0.5 por ciento para América Latina en 2016 y una ligera recuperación de sólo 0.7 por ciento en 2017.

Rivas Valdivia dijo que si bien el panorama económico para México puede parecer optimista, en realidad es muy realista, pues considera el impacto que tendrá el contexto internacional y el desempeño de las variables internas.

Señaló que el desempeño económico de México ha sido moderado pero relevante, dado el contexto internacional, el cual ha sido motivado por un menor impulso de las exportaciones, y de las manufacturas, que desaceleraron la actividad económica del país.

No obstante, resaltó, México ha mostrado señales de recuperación en la inversión y en el consumo, como lo refleja el comportamiento positivo de la inversión en maquinaria y equipo, las ventas al menudeo y en tiendas de autoservicio y departamentales, la confianza del consumidor, el empleo, las ventas internas de automóviles, y del indicador global de la actividad económica.

En contraste, precisó, el entorno internacional ha presionado las finanzas públicas debido a la caída del precio del petróleo, lo que ha reducido los ingresos petroleros del país, lo que tendrá un impacto negativo sobre el desempeño del crecimiento económico en los próximos años.

Expuso que las expectativas de crecimiento económico para México se basan en la aceleración del crecimiento de la economía de Estados Unidos, una ausencia de caídas adicionales en la producción de petróleo de México y una eficiencia del gasto público del país.

Entre los riesgos a la baja que puede enfrentar la economía mexicana, esta la posibilidad de que continúen bajando los precios y la producción de petróleo, falta de claridad en la recuperación del consumo y la inversión, y una agudización de la desaceleración mundial.

Subrayó que México tiene fuertes elementos macroeconómicos para tener el desempeño estimado por la ONU y la Cepal, pero el gobierno y la sociedad en su conjunto no debe conformarse con niveles de esa magnitud, sino aspirar a mayores tasas para propiciar un mayor desarrollo económico en el país.

Por su parte, Oficial de Asuntos Económicos de la Cepal, Ramón Padilla Pérez, resaltó que en este entorno internacional adverso, hay factores internos y externos positivos que apoyan el desempeño de la economía mexicana.

Mencionó que tiene buenos fundamentos macroeconómicos, baja inflación, manejo responsable de la deuda, así como políticas fiscal y monetaria en orden, lo que contribuye mucho a que “a pesar de este entorno internacional adverso, México se muestre solido en la parte interna”.

En la parte externa, comentó que Estados Unidos es el país que se muestra más sólido para el año próximo, lo que es positivo para México ya que esta es la principal compradora de bienes mexicanos.

El coordinador del Centro de Modelística y Pronósticos Económicos de la Facultad de Economía de la UNAM, Eduardo Loría Díaz, expuso América Latina está siendo afectado por el difícil entorno externo, caracterizado por bajos precios del petróleo, depreciación del tipo de cambio, desaceleración económica de China y la normalización de la política monetaria de Estados Unidos.

Refirió que de un crecimiento promedio de 5.1 por ciento entre 2004 y 2008, la región latinoamericana registró una contracción de 0.5 por ciento en 2015, su primera baja desde 2009, y para este año la ONU prevé una ligera recuperación a 0.7 por ciento.

Señaló que el crecimiento regional este año estará liderado por Panamá, con un crecimiento de 5.9 por ciento, seguido por República Dominicana con 4.9 por ciento y Nicaragua con 4.6 por ciento, mientras que las mayores caídas serían en Venezuela con 6 por ciento y Brasil con 0.8 por ciento.

En el caso de México, ratificó, la ONU prevé un crecimiento de 2.3 por ciento en 2015 y una recuperación a una tasa de 2.7 por ciento en este año, apoyada por la inversión, el consumo y el fortalecimiento de la economía estadounidense.

“La región va a enfrenta graves desafíos para poder retomar las tasas de crecimiento de la década pasada”, afirmó al apuntar que para América Latina hay muchos riesgos a la vista y una serie de incertidumbre que tendrán que ser enfrentadas, con márgenes de política económica limitados.