México logra su primer triunfo en un Mundial ante la potente Alemania

El Mundial con TVP

Adrian R. Huber

Moscú, 17 jun (EFE).- La selección mexicana, que debutó este domingo tumbando a la actual campeona del mundo, Alemania, en el primer partido del grupo F del Mundial de Rusia 2018, logró de esta forma su primer triunfo contra los germanos en una fase final del torneo por selecciones más importante del mundo.

México, que también se medirá en la fase de grupos a Corea del Sur (en Rostov, el día 23) y a Suecia (en Ekaterimburgo, el 27), salió triunfal del estadio Luzhniki y, gracias a un gol de Hirving ‘Chucky’ Lozano, es, en espera del partido que medirá a esos dos equipos este lunes, líder del grupo en el que figura la cuádruple campeona mundial.

Ambas se habían enfrentado en tres ocasiones en un Mundial y lo más cerca del triunfo que había estado el ‘Tri’ fue en el de México 1986 -en el que Alemania perdió la final con Argentina, por 3-2-, cuando ejerció (por segunda vez, tras 1970) de anfitriona. En un encuentro en el que los germanos sólo alcanzaron las semifinales en los penaltis.

Con anterioridad, Alemania le había infligido la mayor derrota de toda su historia a México en unos Mundiales, al golearla por 6-0 en la fase de grupos del Mundial de Argentina, en Córdoba, en junio del 78. Karl-Heinz Rummenigge y Heinz Flohe firmaron sendos ‘dobletes’ en una jornada en la que Dieter Müller abrió el marcador y Hansi Müller había puesto el 2-0 en el marcador.

En el segundo torneo que albergó México -inicialmente concedido a Colombia, que acabó descartando su organización-, en junio de 1986, en la eliminatoria de cuartos disputada en San Nicolás de los Garza, después de que el tiempo reglamentario y la prórroga concluyeran con empate sin goles, Alemania pasó ronda tras ganar con claridad (4-1) en la tanda de penaltis, en la que Manuel Negrete marcó el único tanto del Tri.

El último partido entre ambas selecciones data del Mundial de Francia, hace veinte años. El 29 de junio de 1998, Luis Hernández adelantó a México, pero Alemania se acabó imponiendo, con goles de Jürgen Klinsmann -antecesor en el cargo de Joachim Löw- y Oliver Bierhoff, por 2-1, en octavos.

De once enfrentamientos en total, México gano sólo uno, el 15 de junio de 1985, por 2-0 en Ciudad de México (2-0), con goles de Negrete y del Lucho Flores, dos jugadores que jugaron en España: militaron en el Real Sporting de Gijón, equipo del que el segundo pasó al Valencia.

El resto de los partidos internacionales entre ambos concluyeron con cinco empates y otras tantas victorias para la selección de Alemania. Y los dos últimos enfrentamientos se produjeron en partidos correspondientes a la Copa de las Confederaciones.

En junio de 2005, en la de Alemania, en el encuentro por el tercer puesto, disputado en Leipzig, la anfitriona ganó por 4-3, en la prórroga, después de que el tiempo reglamentario concluyese con empate a tres goles. El último choque data del año pasado. El 29 de junio del 2017, en Sochi -otra de las sedes de este Mundial- Alemania se impuso, en la semifinal, por 4-1.

Este domingo el Tri se tomó la revancha con todas las de la ley, merced a sus talentosos futbolistas que no renunciaron a ganarle a toda una tetracampeona y al gran planteamiento del colombiano Juan Carlos Osorio, tan criticado en algunos sectores como adorado por sus futbolistas. Al ‘Profesor’ se la afeaban sus constantes rotaciones, a pesar de haber logrado el paso a Rusia con sólo una derrota en dieciséis partidos.

Este domingo, en el estadio que el 15 de julio albergará la final, Osorio volvió a rotar. Dio entrada al sevillista Miguel Layún, que brilló con el ‘Chucky’ y el bético Andrés Guardado, junto a los Carlos Vela, ‘Chicharito’, Ochoa y compañía. En un partido histórico del que también participó, en el tramo final, el ‘Kaiser de Michoacán’, Rafa Márquez -ganador de dos Champions con el Barcelona-, para aportar sabiduría y experiencia, en el que es su quinto Mundial.

El Profesor entró en la historia de México; y el Tri en la de los Mundiales: tumbó de golpe la premisa del inglés Gary Lineker, que sentenció, no sin acierto que “el fútbol es un deporte en el que juegan once contra once y siempre gana Alemania”.

Esta vez no fue así. La ‘Mannschaft’ cayó. En la capital rusa. A la que el ‘Tri’ llegó inmerso en polémicas extradeportivas. México se merece la mayor de las fiestas. EFE