México pide a países de América colaborar contra el tráfico ilícito de armas

Agencia EFE

Cancún (México), 9 oct (EFE).- Ante ministros de Defensa y de Seguridad de 27 países de América, el presidente mexicano Enrique Peña Nieto hizo un “respetuoso llamado” a los delegados a “seguir cerrando espacios al tráfico ilícito de armas” en la región.

En la clausura de la XIII Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas (CMDA) en Cancún (Caribe mexicano), Peña Nieto señaló que por la geografía del continente, “la mayoría de los países estamos expuestos a emergencias provocadas por sismos, huracanes, inundaciones o erupciones volcánicas, entre otros fenómenos”.

“En la atención de estas contingencias, nuestras sociedades cuentan, en muchos casos, con el respaldo solidario de las unidades militares y navales”, expuso.

Por eso, añadió, todas las Fuerzas Armadas de las Américas tienen muchas experiencias y aprendizajes qué compartir.

Asimismo, sostuvo que la identificación de nuevos roles es clave para responder a los retos de nuestro tiempo. “Hoy debemos estar listos para enfrentar los riesgos a la integridad de nuestro territorio, así como los retos derivados del cambio climático, la seguridad cibernética y las enfermedades pandémicas”, sostuvo.

Mencionó también la necesidad de estar preparados “para combatir eficazmente el terrorismo, la delincuencia organizada trasnacional y el narcotráfico, lo mismo que el tráfico ilegal de armas y el lavado de dinero, que son el combustible de la violencia criminal”.

“En este punto, mi país hace un respetuoso llamado a los ministros de Defensa y de Seguridad para seguir cerrando espacios al tráfico ilícito de armas, delito estrechamente relacionado con el aumento de la violencia en varias partes de nuestro continente”, manifestó.

El presidente mexicano argumentó que “en algunas naciones, la actividad del crimen organizado pone a prueba las capacidades de las policías civiles, obligando a los gobiernos a usar a las Fuerzas Armadas en la lucha contra este flagelo”.

“En mi país nos hemos visto en la necesidad de utilizar de manera subsidiaria y temporal a elementos del Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada de México en esta tarea, en tanto fortalecemos las capacidades institucionales de las policías civiles”, abundó, aludiendo al polémico uso del Ejército en tareas de seguridad pública.

Peña Nieto destacó que “su valiente participación (de las Fuerzas Armadas) ha permitido mejorar las condiciones de seguridad en zonas de riesgo”.

En distintas ocasiones, México ha pedido a las autoridades estadounidenses, infructuosamente, ejercer un mayor control sobre la venta de armas para combatir el tráfico ilegal de las mismas, que alimenta a las organizaciones criminales en el país latinoamericano.

En mayo de 2010, durante una visita de Estado a Washington, el predecesor de Peña Nieto, Felipe Calderón, pidió en el Congreso de Estados Unidos la cooperación de ese país para frenar el tráfico de armas por la frontera común mediante una regulación más efectiva.

Durante su participación en el encuentro de Cancún, el secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, reconoció el lunes que existen desafíos a la estabilidad y la seguridad en las Américas, desde los grupos criminales trasnacionales hasta la inmigración ilegal y distintas crisis humanitarias.

“En respuesta a los desafíos de defensa y seguridad que enfrentamos, debemos permanecer firmes en nuestro compromiso de fomentar un mayor entendimiento y una mayor cooperación entre nosotros”, añadió.

En la sesión de clausura de este martes, el secretario mexicano de Defensa, Salvador Cienfuegos, declaró que durante los tres días de trabajos “sin duda, la buena voluntad y el trabajo coordinado de las diversas delegaciones representantes de cada nación permitieron alcanzar con éxito los objetivos planteados”.

“El intercambio de conocimientos y experiencias aquí expresados y comprometidos incrementa significativamente la colaboración e integración en el hemisferio, y desde el punto de vista de la defensa y la seguridad contribuye al desarrollo de los Estados miembros”, dijo.

Añadió que las conclusiones y recomendaciones presentadas por cada grupo de trabajo quedaron aprobadas y plasmadas en la Declaración de Cancún, que servirán de referencia para la XIV Conferencia en el periodo 2019-2020.

México, que ejerció la presidencia de la CMDA en el periodo 2017-2018, entregó la estafeta para el próximo bienio a Chile, cuyo ministro de Defensa, Alberto Espina, fue elegido unánimemente como titular del mecanismo, integrado por 34 países.

La CMDA fue instituida en 1995 como el principal foro multilateral de seguridad y defensa del continente americano, promoviendo el aprendizaje y el intercambio de experiencias en la materia. EFE