México requiere de cambios en condiciones laborales para combatir la diabetes

México, 13 nov (EFE).- Empezar a controlar la epidemia de diabetes que castiga México requiere introducir cambios en las condiciones laborales que propicien un mejor estilo de vida, aseguró hoy la especialista Ana Lilia Rodríguez.

En conferencia de prensa por el Día Mundial de la Diabetes, que se celebra mañana, la académica de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) expuso la relación entre el raquítico salario mínimo y las horas de desplazamiento al trabajo con la diabetes, principal causa de muerte en el país.

Los bajos salarios hacen que la gente se desviva más que nunca para poder traer dinero para alimentar a la familia. Y es que, si en 1987 se necesitaban cerca de 5 horas de trabajo para obtener una canasta básica, hoy se necesita laborar casi 25 para conseguirla, aseguró la doctora.

El salario mínimo interprofesional en el país es de 88,36 pesos (unos 4,9 dólares) al día, uno de los más bajos de América Latina.

“Aunque el trabajo es necesario, no podemos seguir trabajando de forma enajenada. (Ello) nos impide hacer los cambios necesarios en el estilo de vida para prevenir la diabetes”, insistió Rodríguez.

Las largas jornadas laborales más el tiempo que se requiere para llegar al lugar de trabajo restan tiempo para llevar una vida más saludable que incluya el ejercicio y la comida rica en fibra y baja en azúcares.

La investigadora, con dos posgrados en diabetes, indicó que gran parte de la población invierte seis horas en desplazamientos, algo que obliga a buscar opciones como el teletrabajo o mejorar la movilidad urbana.

En el camino o durante la jornada laboral, existe el mal hábito de ingerir comida con ingentes cantidades de azúcares y ácidos grasos insaturados.

La ingesta de este tipo de alimentos no obedece siempre al capricho, pues el precio de opciones más saludables es superior al de los dulces o bebidas azucaradas.

“Si la manzana es más cara que el gansito (un pastelillo), la gente va a comer el gansito”, lamentó la cirujana del Instituto de Nutrición Sigma Alimentos (INSA).

Asimismo, recomendó a la población tomar hábitos como evitar la vida sedentaria, tomarse 20 minutos o más para comer y hacer 3 comidas principales al día en las que se incluya verdura.

A estas recomendaciones agregó eliminar el consumo de alcohol y tabaco, y aseveró que “estudios científicos confirman que un estilo de vida saludable es dos veces más efectivo que el mejor fármaco para prevenir la diabetes”.

Cumplir con esas recomendaciones previene la aparición de esta enfermedad en un 80 %.

No obstante, ese porcentaje esperanzador se ve eclipsado por el porcentaje de diabéticos en México: un 10 % de la población en el país tiene la enfermedad, cifra que se incrementa hasta el 30 % cuando se sobrepasan los 60 años de edad.

Una de las razones principales por las que aparece la diabetes es el sobrepeso y la adiposidad. Se estima que en México 75 de cada 100 adultos tienen exceso de tejido adiposo (graso).

En niños, se presenta en 35 de cada 100, una cifra preocupante que puede ir en aumento si no se toman las medidas mencionadas.

Sin ir más lejos, se estima que en Estados Unidos, 1 de cada 2 niños latinos nacidos después del año 2000 tendrá diabetes.

De este modo, la problemática sigue creciendo con el paso de los años a nivel global. Si en 2003 había 194 millones de personas con diabetes y se predecía que habría cerca de 350 millones para 2025, la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó el año pasado que ya se han rebasado los 400 millones de enfermos en todo el mundo. EFE